El Manual de un Buen Conversador

Por 07/02/2016 Comunicación

Esto no le ocurrió a Woody Allen en Annie Hall pero seguro que te ha pasado alguna vez a ti: dos personas inician un torpe diálogo hasta que su conversación llega a un abrupto final y el único sonido que se escucha en la escena es el escandaloso cantar de los grillos.

Por muy extrovertido que seas, hay conversaciones incómodas como las de una primera cita, una cena de trabajo o las de un encuentro inesperado en las que, probablemente, tuviste que hacer un esfuerzo sobrehumano para que ese “cri,cri, cri” no te retumbara en los oídos.

Decía el Marqués de Sade que la conversación, al igual que ciertas partes de nuestra anatomía, funciona mejor cuando está lubricada, por lo que te gustará saber que existen técnicas para ayudarte a mantener conversaciones fluidas. En este blog hemos hablado anteriormente de tácticas para persuadir  y para ser buen contador de historias que puedes usar como herramientas en tus conversaciones. Pero además, es importante que pienses en una conversación como en un baile, en el que existe un compás, una postura y unos pasos bien coreografiados. Este manual de cinco puntos está diseñado para hacerte brillar como tertuliano:

Dialog about doubts1. Pregunta, pregunta y pregunta. La forma más fácil de enzarzar a cualquier persona en una charla es teniendo preparada una batería de preguntas sobre distintos temas, para que nunca te sientas acorralado en una conversación que no lleva a ninguna parte. Muestra interés por los gustos, opiniones y experiencias de tu interlocutor, y evita realizar preguntas que se puedan contestar simplemente con un “sí” o con un “no”. Si tu compañero de diálogo prefiere contestar las preguntas sin devolverte el favor de cuestionarte a ti, no seas tímido y ofrece tu propio punto de vista sobre las mismas preguntas de forma voluntaria, de tal forma que la conversación no se convierta en un interrogatorio unidireccional. Con un poco de suerte, tu contertulio se dará cuenta de que no está mostrando interés por ti, y corregirá su descuido.

2. Mantente informado. Además de darnos el placer de hablar por hablar, las conversaciones más interesantes nos aportan nuevos conocimientos, por lo que tu contertulio apreciará que estés informado de las últimas noticias y compartas tu perspectiva sobre una variedad de temas desde la política al entretenimiento. Este tipo de conversaciones no tienen que ser ni muy especializadas ni muy profundas para ser refrescantes e interesantes. Si percibes que tu interlocutor no es una persona informada, puedes delimitar la conversación a temas relacionados con su perfil laboral o personal, siempre que no realices preguntas demasiado indiscretas.

TXSP010153. Usa la narrativa en tus conversaciones. No hace falta que te aprendas un guión de historietas para salir en la próxima edición de El Club de la Comedia, pero tus conversaciones más distendidas se beneficiarán de que tengas en mente anécdotas, chistes e historias divertidas o inquietantes que puedan conquistar emocionalmente a tu interlocutor. Las historias en las que puedas inyectar algo de tensión antes de plantear un desenlace siempre mantendrán la atención de tu contertulio y animarán la conversación. Te recuerdo que el arte de contar historias también se basa en un arco narrativo que puedes aprender y practicar, como hemos visto en otras entradas de este blog.

Investment4. Proyecta integridad y positivismo. Nadie quiere escuchar a una persona que no para de quejarse, que está llena de sí misma o que simplemente se note a la legua que miente. En el baile de la conversación, tu interlocutor se sentirá más interesado en participar en la medida que seas generoso a la hora de escuchar de forma receptiva, seas honesto y humilde en tus comentarios, y evites las exageraciones, el chismorreo y el mal humor. Si vas a criticar o juzgar, hazlo de forma constructiva, y si vas a contar anécdotas o historias, hazlo de manera genuina, sin exagerar ni colgarte medallas. Cuanto más auténtico seas a la hora de abordar una conversación, más garantías tendrás de que sea de beneficio tanto para ti como para tus tertulianos.

Print5. Destaca por tu originalidad. No seas predecible ni aburrido hablando solamente del estado del tiempo o del tráfico. Aunque no conozcas muy bien a la persona con la que estés conversando, y si has realizado algunas preguntas clave en los primeros minutos de la charla, podrás intuir algunos temas, gustos o aficiones de su interés, con lo que podrás emprender conversaciones desde una perspectiva menos formulaica. Las conversaciones más memorables y trascendentes son aquellas en las que no solo aprendemos de los demás, sino en las que descubrimos cosas nuevas de nosotros mismos, por lo que cualquier intento de llevar la conversación a territorios raramente explorados nos puede deparar gratas sorpresas. La próxima vez que te juntes con tus amigos, por ejemplo, prueba a preguntarles qué palabras escogerían para definirlos si fueran una marca, o si creen que son más o menos inteligentes que sus padres y sus hijos. Trae a la mesa de conversación preguntas y anécdotas que sorprendan, hagan reflexionar y mantengan la llama de la conversación viva.

Espero que, con el apoyo de estas técnicas, te sientas más preparado para entablar conversaciones, sobre todo aquellas que tienes pendiente por requerir un esfuerzo extra de humildad, empatía y buena argumentación. Al fin y al cabo, las relaciones que mantenemos a lo largo de nuestra vida pueden medirse en conversaciones y, como bien dijo Ralph Waldo Emerson, conversar siempre es dar cuenta de nosotros mismos.

Te Recomendamos

El Renacer del Podcast

Por 24/01/2016 Comunicación

¿Has escuchado la palabra “podcast” pero no tienes muy claro qué significa? El término deriva del “Ipod”, el dispositivo que Apple inventó para escuchar música en 2001, y se puso de moda hace una década para referirse a la “radio a la carta”, esas cápsulas de audio que puedes descargar de Internet para escuchar en cualquier momento desde tu ordenador o teléfono. Muchas radios tradicionales fueron las pioneras enlatando sus programas en podcasts para dar larga vida a sus contenidos, por lo que no es de extrañar que algunos de los podcasts más escuchados sean producidos por radios como Onda Cero (La Rosa de los Vientos) o Radio Nacional de España (No Es Un Día Cualquiera o Tablero Deportivo).

A finales de los 2000 y a principios de esta década, sin embargo, los podcasts pasaron a un discreto segundo plano a medida que se desató el furor por los vídeos en la web, en lo que parecía ser el doblegar definitivo del audio frente a lo visual. Hoy todavía sigue reinando el contenido visual pero, con el éxito reciente de Serial, un podcast que lleva más de 100 millones de descargas en Estados Unidos, el interés por los contenidos de audio ha vuelto a resurgir.

Un estudio reciente de Edison Research reveló que aproximadamente un 17% de los estadounidenses mayores de 12 años escuchan al menos un podcast al mes y aproximadamente unos 27 millones de oyentes lo hacen cada semana, normalmente en sus desplazamientos de ida o regreso al trabajo. El consumo mensual de podcasts ha aumentado de 39 millones de usuarios en 2014 a 46 millones en 2015, y la tendencia continúa al alza.

¿Y a qué factores se debe este resurgir? Aparte de que cada vez la oferta es mayor y son más las plataformas que ofrecen estos contenidos, la calidad de las producciones ha mejorado tanto técnicamente como en términos de storytelling. Además, son más las radios que nacen directamente en Internet y las organizaciones que están produciendo podcasts originales para Serialhacer marketing de contenidos. Serial, por ejemplo, debe su éxito a la tensión narrativa de los crímenes y procesos judiciales reales que nos relata. En su primera temporada, Sarah Koenig, la productora de This American Life, logró que sus oyentes no pudieran despegarse de los auriculares hasta saber quién asesinó a Hae Min Lee, una estudiante de bachillerato que apareció enterrada en un parque de Baltimore en 1999. El podcast se centra en el caso contra Adnan Syed, exnovio de Hae Min, quien fue procesado y culpado del homicidio a pesar de la falta de pruebas contundentes.

Si no te van los casos policiales y además quieres escuchar podcasts en español, existe una oferta cada vez más variada en la que las buenas historias son las protagonistas. A continuación te sugerimos cinco que nos parecen especialmente interesantes por el poder de su narrativa:

radioambulanteRadio Ambulante. Daniel Alarcón, un novelista de origen peruano que nació en Estados Unidos, nos cuenta historias intimistas con raíces latinoamericanas que atrapan desde la sintonía de cabecera. Historias como las de Ángel González, un mexicano que fue erróneamente acusado de la violación de una mujer en Illinois y pasó años en la cárcel, o la de Alberto Arce, el único periodista extranjero afincado en Honduras, se encuentran entre las ofertas de esta radio nacida en 2012 a través de Kickstarter.

Nómadas. Si te apasiona viajar, aunque sólo sea con la imaginación, no puedes perderte este envolvente podcast de Radio Televisión Española y Radio Nacional de España. Su presentador y director Álvaro Soto nos transporta cada semana a lugares de belleza natural como Sichuan o de rica historia medieval como Carcassone. Una hora en la que podrás cruzar fronteras sin pasaporte.

HistoCastHistoCast. ¿Quién dijo que la historia era aburrida? Los creadores de HistoCast dicen que siempre han creído que la mejor historia es La Historia, y nosotros lo refrendamos tras escuchar algunas de las tertulias de este grupo de amigos sobre sucesos históricos y actualidad geopolítica. En las entregas de su cuarta temporada, aprenderás más sobre los drones y la vida de Gengis Kan.

Vidas Contadas. ¿Quieres conocer la biografía de los antihéroes más desconocidos de la historia en tan sólo 3 minutos? Estas interesantes cápsulas de Radio 5 no se emiten desde 2014, pero aún es posible descargarse los cerca de 800 podcasts que alberga la página de RNE a la carta. En la voz de Gonzalo Ugidos cobran vida Amelia Earhart, Giacomo Casanova o Camile Claudel.

cafedelsurCafé del Sur. Este programa de Radio 3 con alma trovadora nos relata historias latinoamericanas a través de la música, el arte y la poesía. Dimitri Papanikis nos recuerda los logros y debates de las Madres y Abuelas de la Plaza de Mayo, la vida y obra de Pablo Neruda, o las reivindicaciones de Ernesto “Che” Guevara.

Para explorar la creciente oferta de podcasts, te invito a visitar plataformas como Itunes, Ivoox y RNE a la carta. En ellas podrás suscribirte a tus podcasts favoritos y así descargar automáticamente los nuevos programas que estén disponibles. La próxima vez que vayas camino al trabajo o a la universidad, no pierdas la oportunidad de escuchar buenas historias.

Te Recomendamos

¿Cómo Contaremos Historias en 2016?

Por 16/01/2016 Comunicación

Hace unas semanas, la edición del New York Times que llega cada domingo a mi puerta escondía una sorpresa: entre las páginas del periódico, encontré unas extrañas gafas cuadradas de cartón que inmediatamente me recordaron a la cabeza de “Número 5”, aquel robot que salía en Cortocircuito (que no se me lleven las manos a la cabeza los millenials porque soy lo bastante viejo para recordar esta película cursi de los 80).

Tuve que leer las instrucciones que venían con las gafas para entender que, si introducía el teléfono móvil por una ranura, podría ver foto-reportajes y vídeos desde la aplicación del periódico con una perspectiva de 365 grados. He de admitir que la experiencia me pareció curiosa, aunque no lograra entender por qué uno de los periódicos más importantes del mundo me estaba invitando a formar parte de una experiencia visual. ¿Por qué el New York Times estará experimentando con realidad virtual?

La práctica de usar recursos visuales en medios de comunicación no es nueva: tanto los medios tradicionales como los digitales usan a menudo fotos e infografías que nos permiten interpretar datos complejos de manera casi inmediata. Esto tiene sentido porque procesamos información visual 60.000 veces más rápidamente que de forma escrita, lo que se traduce en que el 83% de nuestro aprendizaje sea visual. Cuando nos cuentan algo, la mayoría de nosotros solo recordaremos el 10% a los tres días, mientras que retenemos hasta un 65% del contenido cuando vemos una imagen asociada a esa información.

Lo que es una tendencia más reciente en el periodismo digital y el marketing es la de contar historias haciendo uso de esos recursos visuales. En este blog hemos hablado numerosas veces de la evolución de la publicidad tradicional, en la que se resaltan las ventajas o características de un determinado producto o servicio, hacia el marketing de contenidos, con el que las empresas crean narrativas alrededor de sus productos para conquistar emocionalmente al consumidor. Así, muchas empresas ya no contratan a publicistas para vender sus productos, sino a periodistas que puedan crear historias asociadas a sus productos. Y cada vez más, estas historias llegan en la forma de fotoreportajes y vídeos para maximizar el poder del contenido visual.

En 2016, es altamente probable que veamos a más anunciantes publicando vídeos que cuentan microhistorias en Instagram, y que cada vez más blogs incluyan fotos y vídeos para realzar el interés por sus contenidos. Pero también es fascinante descubrir que están emergiendo nuevas formas de contar historias usando recursos visuales que, sin duda, darán mucho que hablar a lo largo del año. Aquí te remito algunos ejemplos:

En Tiempo Real. Desde marzo pasado, Periscope y Meerkat están permitiendo a muchas compañías hablar sobre sus productos en tiempo real con sus clientes. Estas aplicaciones generan retransmisiones en vivo que se pueden enlazar a medios sociales como Facebook o Twitter, lo que permite compartir contenido audiovisual en tiempo real con comunidades en línea. En junio del año pasado, la compañía de snacks Frito Lay retransmitió por estas aplicaciones un concurso que permitía a la audiencia ganar premios, a la vez que daban a conocer un nuevo producto, los nachos Doritos Roulette. Más de 15.000 personas participaron en la transmisión.

De Forma Interactiva. Algunas compañías se están sumando a ofrecer contenidos evocativos de los videojuegos de última generación, donde tú escoges la trama. Recientemente American Express ofreció a sus clientes la posibilidad de explorar el vídeo “Blank Space” de Taylor Swift desde una perspectiva de 360 grados, con acceso a escenas, habitaciones e historias paralelas que seguro entusiasmaron  los fans de la cantante. Un vídeo esférico en el que el espectador puede crear su propia narrativa y que lo hace sentir parte de un club especial.

Con Realidad Virtual. Las experiencias interactivas más emocionantes son aquellas que nos permiten tener una experiencia casi real, como si realmente estuviéramos inmersos en otra realidad. Las nuevas tecnologías de realidad virtual logran forjar esa experiencia a través de imágenes, olores y sonidos capaces de trucar a nuestro cerebro. Recientemente, el World Economic Forum se alió con la escritora y directora Nonny de la Peña para recrear la experiencia de los refugiados sirios, en un proyecto apasionante.

Con Tecnología que Puedes Llevar Puesta. ¿Sabías que hay personas que están usando las nuevas gafas de Google para hacer periodismo? Con Google Glass, es más fácil convertirnos en relatores de las historias que vivimos – desde dar a conocer al mundo los rincones favoritos de nuestro barrio a reportar un accidente del que seamos testigos. Incluso el nuevo reloj de Apple te permite usar información, como tus propios datos biométricos, para contar historias de forma poco convencional. Por ejemplo, ahora puedes usar el latido de tu propio corazón como recurso para ilustrar tu próxima historia.

Como ves, las nuevas tecnologías nos brindan oportunidades de crear contenidos más atractivos con recursos visuales. Pero no te equivoques: no hay tecnología que pueda sustituir la capacidad humana de crear narrativas fascinantes. En storyplot esperamos que 2016 sea un año repleto de historias que nos hagan vibrar, tanto en la ficción como en el periodismo y el marketing. No dejaremos de descubrirlas y compartirlas con nuestros lectores.

Te Recomendamos

Cinco Fórmulas para Triunfar con un Blog

Por 07/12/2015 Comunicación

Tal vez quieres compartir con el mundo tus críticas cinematográficas o las recetas que te enseñó la abuela. O tal vez deseas divulgar historias de éxito de tu empresa o crear una marca personal más allá de tu ámbito laboral. Sea por la razón que sea, ¡te doy mi más sonada enhorabuena por haberte decidido a lanzar un blog! Espero que estés preparado para asumir el reto. Y como bloguear es todo un arte que debes estudiar, he decidido darte algunas ideas para que tu contenido entusiasme y multipliques rápidamente el número de tus suscriptores.

Ya te habrán contado que los blogs más exitosos son los que se publican con más asiduidad, por lo que debes estar preparado para editar entradas al menos una vez a la semana. De no ser que publiques a diario, te ayudará publicar siempre el mismo día de la semana, para que tus suscriptores esperen con anticipación tus contenidos.  Pero además, tu blog debe proveer información útil para tus lectores, y cuanto más práctica sea, mucho mejor. Los lectores de blogs aspiran a ampliar su conocimiento.

También te recomiendo que perfecciones una forma atractiva de escribir, bien sea porque usas el humor para hacerlo entretenido y motivante, o porque usas un lenguaje claro y preciso que atrape al lector desde la primera línea. Recuerda que una entrada de blog no es un artículo periodístico, sino una manera de comunicarte más informal y directa, con frases cortas y párrafos breves que un lector pueda escanear fácilmente. Lo que cuentas tiene que ser tan especial, bien sea por lo relevante del contenido o por la manera en que lo cuentas, que te permita sobresalir frente a la competencia.

Entonces, ¿cuál es la estructura ideal de un blog? Te sugiero que tus entradas tengan una extensión de entre 600 y 800 palabras, y que organices tu información en cuatro o cinco párrafos. Piensa muy bien el título para crear curiosidad y el deseo irrefrenable de tener que dar “click” a la entrada. Y usa alguna de estas fórmulas comprobadas para ganar tracción con tus entradas:

Labels 01-03b exp za lapLas listas de tres a cinco ideas. Sin ir más lejos, esta entrada de blog sigue este formato, uno de los más frecuentes y exitosos en blogs. El lector se sentirá atraído por lo que puede aprender sobre cualquier tema en un máximo de cinco puntos, lo cual le parecerá una píldora informativa fácil de recordar.  En estas entradas, escribe un par de párrafos introductorios y procede a dar tres consejos, a desbancar cuatro mitos, a descubrir cinco secretos … ¿le vas cogiendo el tranquillo?  Como las entradas no son artículos de periódico, no tengas miedo de usar numeración o puntos en negrita para resaltar atención a tu lista.

Quote sign icon.El dato o cita emblemáticos. Las estadísticas o citas de personajes célebres son un gancho poderoso para captar la atención desde el primer párrafo. Sin embargo, sé selectivo: no es aconsejable que inundes de datos tu post porque puedes apabullar al lector con muchos números y generarás rechazo. Si, por ejemplo, arrancas tu post citando que el 43% de los niños sufren de sobrepeso en España,  tus dos o tres próximos párrafos pueden examinar las causas (ej. consumo de videojuegos, mala alimentación etc.), y tu último párrafo puede apuntar a iniciativas o recomendaciones para ayudar a solucionar el problema. Si en vez de hablar en términos generales, mencionas programas o ejemplos específicos, más práctico será el conocimiento que impartas.

Question sign icon. Flat Design vector iconEl comentario espontáneo. Una táctica que funciona casi siempre para llamar la atención a tu contenido es asociar ideas o conceptos que normalmente no comparten el mismo espacio en una conversación. Por ejemplo, si titulas tu entrada: ¿Qué puede aprender un empresario de Mickey Mouse? voy a imaginarme que lo que cuentas va a ser un contenido fresco y original, desde una perspectiva que nunca antes me había planteado. Este tipo de entradas funcionan, normalmente, formulando una pregunta en su título, con los adverbios interrogativos ¿Qué? ¿Quién? ¿Cómo?¿Cuándo? y ¿Dónde? Al final del primer párrafo, deberás haber podido contestar la pregunta con una tesis que desarrolles a lo largo de los dos o tres párrafos restantes. En el párrafo de cierre, puedes hacer referencia a la pregunta original para cerrar el artículo volviendo a tu sorprendiente planteamiento del inicio.

The end of story flat illustrationLa anécdota o historia personal. No tengas miedo de involucrarte personalmente en tu blog, contando episodios, anécdotas o historias que te hayan ocurrido a ti o a tu entorno. Ese toque personal te ayudará a crear un tono íntimo que el lector te recompensará con su lealtad. Desde un punto meramente biológico, los científicos dicen que las personas que leen o escuchan historias producen más dopamina en el cerebro, lo cual ayuda a recordar. Además, la audiencia de una historia experimenta un proceso llamado “emparejamiento neuronal”, por el cual traslada la historia que escucha a situaciones similares en su propia experiencia, elevando así su nivel de empatía con el autor. Las historias, además, suelen describir situaciones frente a las cuales el escritor puede extrapolar reflexiones y comentarios que le ayudarán a ser más convincentes en su argumentación. Para ser efectivo, es importante que las historias que cuentes sean genuinas, y no dudes en usar el humor, la ironía y un tono ameno.

usbLa entrevista. Este tipo de entrada exitosa es la más cercana al periodismo tradicional, ya que recoge el intercambio con un personaje de interés para el lector en un formato de preguntas y respuestas. Pero tal vez lo más novedoso en el traspaso de este formato al mundo digital sea la aparición del “videoblog”, donde la entrada arranca con un vídeo breve de dos minutos, en el que aparece el entrevistado dar dos o tres citas con un formato original (por ejemplo, usando tomas falsas, o filmando con distintos ángulos de cámara), acompañado de la transcripción más larga de su entrevista. El uso de fotos y videos en tus entradas de blog incrementa las posibilidades de visita en un 20 y un 60% respectivamente.

Si pones en práctica algunas de estas técnicas, es muy probable que tus contenidos comiencen a ser compartidos con más facilidad. Al principio, te aconsejo que realices algunas campañas de pago, especialmente por Facebook, para ganar suscriptores más rápidamente entre tu audiencia objetivo. Cuanto más claro tengas el perfil de tu lector ideal, y más enfocados sean tus contenidos a los intereses específicos de ese perfil, más triunfos cosecharás. Pero muchas de estas lecciones las irás aprendiendo sobre la marcha, probando distintos formatos, títulos y temáticas. De momento, me alegra saber que ya eres uno de los nuestros.

Te Recomendamos

Cinco Pasos para Crear una Marca Personal

Por 07/11/2015 Comunicación

La moraleja de esta historia puede ser la garantía de tu futuro éxito profesional. Carlos es un gran amigo mío que, durante dos décadas, trabajó como especialista senior en formación y desarrollo profesional para el departamento de recursos humanos de una compañía de seguros en España.

Dentro de la empresa, Carlos tenía una excelente reputación; además de su conocimiento técnico, era reconocido por su excelente disposición y servicio al cliente, que en numerosas ocasiones se traducía en jornadas de 12 horas y trabajo durante los fines de semana.

El día que Carlos cumplió los 52 años, su jefe le anunció que la empresa había sido absorbida por un conglomerado alemán, y que los nuevos dueños habían decidido terciarizar los servicios de su departamento a una firma mucho más asequible en Colombia.

A su edad y con dos hijos en la universidad, Carlos sintió el terror de encontrarse desempleado por primera vez en mucho tiempo. Como muchas personas de su generación, se había dedicado en cuerpo y alma a una sola empresa, sin cultivar contactos en el exterior ni mantener una presencia en redes sociales. Carlos, tras 20 años de excelencia en su profesión, no había dejado ninguna huella en su ámbito profesional, ni siquiera en términos de un curriculum actualizado.

Mi amigo nunca había pensado, que al igual que las empresas, necesitaba desarrollar una marca personal propia para darse a conocer en su gremio, posicionarse como experto entre sus pares y eventualmente mantener un perfil competitivo que le permitiera vender su conocimiento y experiencia al mejor postor. Para sobrevivir en un mercado laboral cada vez más flexible, nuestra capacidad de posicionar nuestro perfil profesional no difiere mucho de las estrategias de marketing para vender productos en el mercado.

¿Y cómo se construye entonces una marca personal? No hace falta que te conviertas en un charlatán o en el centro de atención de todas las fiestas, pero sí que necesitarás salir de tu zona de comodidad para darte valor a los ojos de otros. Tendrás que subir los decibelios de tu encanto personal, afilar tus dotes de relaciones públicas, y forjar una imagen irresistible para los cazatalentos. Tu estrategia de marca personal se construye en los siguientes cinco pasos:

Businessman thinks of plans.1. Forja una identidad propia. ¿Cómo quieres presentarte ante el mundo? Ha llegado el momento de contar quién eres, de dónde vienes y dónde quieres dirigir tus pasos profesionales. Para forjar esa identidad, plasma en unas líneas lo más relevante de tu conocimiento y experiencia, e inyecta en el lenguaje una personalidad propia. Sé selectivo en destacar sólo lo que te defina como profesional y sea de interés para el mercado. No seas aburrido y previsible: imprime originalidad a tu marca personal usando anécdotas de tu trabajo y contando historias que destaquen lo mejor de ti. Sé honesto y no peques ni de modestia ni de arrogancia en tu narrativa.

2. Imprime tu marca en Internet y redes sociales. Construye tu imagen en el mundo virtual; lo más probable es que tu próximo empleador te “googlee” nada más recibir tu interés en su oferta de empleo. Toma la delantera y “googléate” a ti mismo para descubrir esas huellas virtuales que puedes borrar – tal vez descubras ese vídeo que subió tu hermano a youtube el día que cantaste karaoke en su despedida de soltero, o fotos tuyas en la cuenta de facebook de un amigo aquel día que llevabas dos o tres copas de más. Limpia lo que puedas y empieza a controlar los parámetros de tu propia marca. Usa la narrativa que tienes preparada para preparar una sencilla página web de tu perfil en WordPress (hay cientos de plantillas gratuitas) o para construir un perfil en LinkedIn, la red social de los contactos profesionales que usan el 61% de los reclutadores, según indica un reciente estudio de la compañía líder en recursos humanos Adecco.

RedesSocialesUsa fotos donde aparezcas cercano y responsable: una ligera sonrisa en tus fotos es recomendable. Si abres un perfil en Twitter, recuerda que cualquier opinión sexista o racista, aunque fuera en broma, será imperdonable. Te sugiero abstenerte de expresar opiniones religiosas o políticas, para no crear sesgos en tu potencial empleador. Y el lenguaje soez, los insultos y otros despropósitos, además de ser de mal gusto, te dejarán fuera de la cancha laboral. Y recuerda: la probabilidad de que un cazatalentos te contacte aumenta con el número de redes sociales que utilizas, del 16% por usar solo una, al 46% por usar las cinco principales (Facebook, LinkedIn, Twitter, Google +, Instagram).

Blogging and writing - vector flat icons3. Crea y divulga contenidos. Seamos realistas: un curriculum no es más que una hoja de presentación que dice muy poco sobre tu área de especialidad en la práctica. Pero si dedicas tiempo a escribir artículos en revistas especializadas o en producir posts para medios electrónicos, tu nombre comenzará a relucir y tus futuros empleadores someterán un mejor juicio sobre tus habilidades que lo que puedas contarles en una entrevista. En la era digital, no hace falta que otros publiquen tus contenidos: tú mismo puedes cargarlos en la sección de blogs de LinkedIn, o incluso puedes crear un sencillo blog propio en WordPress cuyas entradas luego podrás difundir entre tus contactos de Facebook o Twitter. El goteo continuo de tus contenidos en el medio virtual te permitirá crear un almanaque de conocimiento y cosechar una legión de seguidores en tu propio gremio.

Looking_For_Answers4. Cultiva una red de contactos. Tanto en el mundo real como en el virtual, sal de tu cascarón y construye una sólida red de contactos. El networking es todo un arte que se perfecciona con la práctica y que, eventualmente, puede abrirte las puertas a numerosas oportunidades profesionales. Asiste a recepciones de trabajo, presentaciones de libros, lanzamientos de productos, ferias de empleo, y a los (a veces tediosos) Happy Hours. Pide tarjetas de presentación o direcciones de correo electrónico para solidificar el contacto con un saludo el día posterior al del primer encuentro. En Twitter, sigue a personas de tu gremio; es probable que te devuelvan el favor siguiéndote a ti si tus contenidos les parecen interesantes. No hables mucho de la empresa en la que trabajas, a no ser que te pregunten, sino sobre tu especialidad y tus logros.

Vector self promotion concept in flat style5. Deja que otros hablen de ti. Ahora que ya te has forjado una identidad online y has aumentado tu número de contactos, no seas tímido y pide que te brinden referencias y recomendaciones, tanto en el mundo real como el virtual. Como comenté en una entrada reciente, no hay mejor herramienta de marketing que el boca a boca, y tú quieres ser tema de conversación favorable en el ámbito profesional en el que te mueves. Devuelve el favor a las personas que hablen bien de ti, y en el proceso tanto ellos como tú ganaréis. Tu objetivo es convertirte, poco a poco, en un referente (¡incluso en un influyente!) de tu profesión.

Si te estás preguntando qué pasó al final con mi amigo Carlos, su historia tuvo un feliz desenlace. Gastó parte del dinero que recibió como indemnización por el despido para contratar a un cazatalentos que le ayudara a pulir su CV, a crear una narrativa convincente durante entrevistas, y a establecer una presencia fuerte en redes sociales. A los seis meses de forjar una marca personal, Carlos decidió dar el paso de abrir su propia empresa, y hoy tiene una nutrida lista de fieles clientes. Cuando mira hacia atrás, sólo se arrepiente de una cosa: no haber comenzado antes a forjar esa marca personal de la cual hoy tanto depende.

Te Recomendamos

Cómo Forjarás una Marca de Leyenda

Por 30/10/2015 Comunicación

Un día de enero de 1971, Bill Backer, director creativo de la cuenta de Coca-Cola para la agencia de publicidad McCann Erickson, volaba con destino a Londres para reunirse con Billy Davis, el director musical de la cuenta de Coca-Cola.  El propósito del viaje era conocer a dos compositores británicos de éxito, Roger Cook y Roger Greenaway, para musicalizar nuevos anuncios de radio con The New Seekers, un grupo musical británico que era muy popular en aquella época. Backer, sin embargo, no llegaría ese día a su destino.  La densa niebla obligó a su avión a aterrizar en Shannon, Irlanda, hasta el día siguiente, lo cual desató la furia de muchos pasajeros.

Por la mañana, en un ambiente más relajado en el aeropuerto, Backer vio a muchos de los viajeros riéndose y compartiendo anécdotas de sus viajes entre bocadillos y botellas de Coca-Cola. Y fue entonces cuando Backer tuvo una revelación. Hasta entonces, Backer había pensado en el producto de su cuenta tan sólo como una bebida refrescante. Pero ahora, Coca-Cola se presentaba ante sus ojos como una invitación a la pausa y a compartir buenos momentos con personas de todos los rincones del mundo.

Cuando por fin llegó a Londres, Backer le comentó a Billy Davis y a Roger Cook lo que había vivido en la cafetería del aeropuerto.  Fue en ese momento cuando surgió la idea de crear el anuncio que convirtiría a Coca-Cola en una marca icónica a nivel mundial, a tal punto que marcaría un antes y un después en el mundo de la publicidad. I´d Like to Buy the World a Coke, que en español se traduce como Me Gustaría Comprar al Mundo una Coca-Cola nos presenta a un centenar de jóvenes de distintas razas y culturas cantando en la ladera de una montaña y con una Coca-Cola en mano. Pero en vez de cantar sobre lo apetecible y refrescante que es una Coca-Cola, su canción habla de solidaridad y harmonía, como si estos valores fueran sinónimos del producto.

Con este anuncio, arrancó una nueva manera de hacer publicidad en la que las marcas, en vez de enfocarse en las características de un producto determinado, empezaron a contar historias y a transmitir valores, a fin de crear una conexión emocional con sus clientes. Hoy Coca-Cola es una marca que sigue transmitiendo, de manera consistente, los mismos valores de unión y fraternidad mundial de hace 45 años. En 2014, la marca volvió a sorprendernos con un anuncio controvertido, en el que la letra de America The Beautiful, una de las canciones más patrióticas de Estados Unidos,  era interpretada en los idiomas de las comunidades de emigrantes que llegan al país.

¿Qué es lo que convierte entonces a una marca en leyenda? En el caso de Coca-Cola y de otras muchas marcas icónicas, es la definición de una personalidad propia, que trasciende al producto, y que se refleja en ciertos valores o atributos (en el caso de Coca-Cola, valores como la amistad y la multiculturalidad). Estos valores aparecen de forma sistemática en todas las historias y canales que la marca usa para promocionarse. Los consumidores piden sentir y vivir experiencias, por lo que las marcas están empleando estrategias de marketing de contenidos, en vez de comisionar una publicidad fría y previsible, basada solamente en datos y rimas pegajosas.

Otra estrategia que ha lanzado a muchas marcas al estrellato es la de contar con un líder visionario. Apple encontró en Steve Jobs a un líder que no sólo empujó a la compañía a innovar, sino que además creó toda una revolución cultural alrededor de sus productos. Los consumidores de Apple se sienten los más creativos, modernos e innovadores, como quiso Jobs que fuera percibida su compañía. El también carismático Allan Mulally de Ford no sólo rescató a su empresa del colapso que vivió Detroit en 2008, sino que además la convirtió en una de las compañías automovilísticas más lucrativas del mundo.  Otros líderes que han transformado a sus compañías en leyendas incluyen a Jack Welch, que lideró General Electric de 1981 a 2001, cuando la compañía se revalorizó un 4,000%, y más recientemente, Jack Dorsey de Twitter, una de las compañías de redes sociales que cotizó más alto con su lanzamiento en bolsa.

Para los pequeños y medianos empresarios que no puedan gastarse millones en publicidad como Coca-Cola, o contratar a líderes visionarios como Jobs, la lección de construir una identidad distintiva es fundamental para destacarse de la competencia. Con la aparición de las redes sociales, cada vez son más las herramientas de marketing que están disponibles de forma asequible para comunicar esa personalidad única y contagiar de emociones a potenciales clientes. Mantener coherencia en los mensajes en todos los canales de marketing de forma mantenida en el tiempo, sin perder la originalidad y la diversidad en los contenidos, es el mayor desafío para las PyMEs que quieran labrarse una buena reputación. Aunque sea a nivel de barrio o de ciudad, tu marca también podría convertirse en leyenda.

Te Recomendamos

¿La Mejor Publicidad? El Boca a Boca

Por 23/10/2015 Comunicación

La noticia de esta semana no es del todo sorprendente: Amazon ha interpelado una demanda judicial a más de 1.000 vendedores en Estados Unidos por publicar reseñas falsas bajo nombres ficticios. El rey de los supermercados en línea ha decidido tomar acción porque esta práctica fraudulenta desacredita el pilar de su estrategia de ventas: el advocate marketing o boca a boca. Esta táctica facilita la decisión de compra de potenciales clientes a través de los comentarios y el puntaje de “estrellitas amarillas” que ofrecen otros consumidores.

Si te estás preguntando hasta qué punto el boca a boca incide en nuestras decisiones de compra, te sorprenderá saber que el 84% de los consumidores confía más en las recomendaciones de otros usuarios que en fuentes tradicionales de publicidad, según un estudio publicado el año pasado por Nielsen. Cuando nos enfrentamos a la difícil tarea de comprar un producto nuevo o desconocido, el 92% nos decantamos por lo que nos ha recomendado un familiar, un colega o un amigo.

Y no es de extrañar, ante lo apabullante de la oferta y la confusión que nos causa tanto bombardeo publicitario. Existen más de 30.000 productos en las estanterías de nuestros supermercados y, tan sólo en nuestros buzones, recibimos más de 600 piezas de correo publicitario al año. Solamente en un día, se envían 294.000 millones de correos electrónicos y 40 millones de tuits, así como se publican más de 3.500 millones de posts en Facebook.

Ante este mar de información, el probado éxito del boca a boca es una buena noticia para los pequeños y medianos empresarios. Ya no es necesario gastar grandes presupuestos en publicidad para vender más: tus clientes actuales se pueden convertir en evangelizadores de tu marca al recomendar tus productos a los demás. La gente confía en otras personas, no en logos.

Entonces, en la práctica, ¿qué tipo de campaña boca a boca puede hacer una PyME? Autores como Nicholas Lovell o Seth Godin han publicado numerosas estrategias sobre cómo se puede convertir a extraños en clientes, y lo que es aún más difícil, transformar a los clientes en promotores de tu marca, como tus nuevos “desautorizados agentes de venta”. Algunas de las estrategias que puedes poner en práctica son las siguientes:

Share your story flat illustrationLa originalidad de tu identidad y tus historias. ¿Quieres ser tema de conversación en las peluquerías, los bares o alrededor de las máquinas de café en la oficina? En la medida que una empresa tenga un nombre original, o pueda contar historias originales, emocionantes o divertidas, aumentará la probabilidad de que su nombre viaje en conversaciones de boca en boca (o de muro en muro). Recientemente, una amiga mía subió a su Facebook la foto de una furgoneta con el rótulo de “Hourly Husbands”  (“Maridos por Horas”). Se trataba de una empresa de fontanería y reparaciones caseras que había logrado llamar la atención de mi amiga con un nombre y un logo muy original. Sin recibir ni un sólo céntimo, y sin saber cómo era la calidad del servicio, mi amiga se había convertido, sin saberlo, en agente publicitario de la marca.

PrintLa seducción de regalos, concursos y sorteos. Nicholas Lovell nos lo explica en su libro “La Curva”: cuando ofreces un regalo a tus clientes, los harás sentir especiales, y se potenciará la probabilidad de que hablen bien de ti y de tu producto a terceros. Cantantes como U2 o Lady Gaga, por ejemplo, han usado la estrategia de “regalar” canciones para que sus fans corran la voz sobre sus nuevos proyectos discográficos, y así crear legiones de “superfans” que hagan publicidad gratis en sus círculos. Lo doblemente interesante es que esos fanáticos no sólo te darán publicidad, sino que serán los clientes que se gastarán más dinero en ti. Volviendo al ejemplo de U2 y Lady Gaga, serán aquellos fans que luego se gasten más dinero por estar en primera fila en los conciertos, y se compren las camisetas de sus ídolos.

PrintEl poder de los influyentes. Si no tienes presencia en redes sociales, o si tu comunidad es pequeña y no te quieres gastar dinero en campañas publicitarias, es aconsejable que te alíes con una celebridad de las redes sociales que pueda promover o respaldar tus productos y servicios. Numerosas empresas están identificando a esos influyentes con miles de seguidores en Facebook, Twitter o Instagram para invitarlos a las presentaciones de sus productos, a cambio de que hagan comentarios o se tomen fotos que luego compartan con sus seguidores. La buena noticia es que estas personas no tienen que ser personas famosas, simplemente perfiles con credibilidad que amasen muchos seguidores relevantes para tu empresa. El lado oscuro de esta práctica es que, a medida en que estas personas empiezan a cobrar por promocionar productos, también empiezan a perder la confianza de sus seguidores.

La prevalencia del boca a boca frente a otras formas tradicionales de marketing ha originado una industria especializada en el mundo de las agencia de publicidad para ayudarte a identificar esos influyentes y a crear campañas virales en redes sociales. Si tu presupuesto no te permite contratar estos servicios, un poco de imaginación e investigación por tu cuenta podrá crear ese mismo “zumbido” alrededor de tus productos o servicios. Con ayuda profesional o sin ella, enfoca tus esfuerzos de marketing en el boca a boca. ¡Corre la voz!

Te Recomendamos

Las 3 Rs del Caso Volkswagen

Por 16/10/2015 Comunicación

Lo habrás visto estas semanas en las noticias: el gigante automovilístico Volkswagen se tambaleaba tras destaparse un escándalo sin precedente: un software instalado en los motores de 11 millones de vehículos enmascaraba la emisión de gases contaminantes a la atmósfera. A la fecha, la empresa automovilística ha perdido cerca de 29.000 millones de dólares en bolsa, y se estima que, tan sólo en Estados Unidos, enfrentará multas valoradas en 18.000 millones de dólares.

¿Pero cómo fue la respuesta de la empresa a la crisis? ¿Será posible para la marca — que según Forbes ocupaba el puesto 67 en prestigio a nivel mundial  – contener el sangrado en su reputación y ventas?  Si bien es pronto para valorar lo irreparable del daño, el conglomerado alemán ha seguido, con algún que otro tropiezo, el canon de la comunicación de crisis. Se trata de las tres famosas Rs de las palabras inglesas “Regret” (arrepentimiento), “Reason” (razonamiento) y “Remedy” (remedio o solución).  Así es cómo se gestionó la crisis desde el punto de vista de la comunicación:

Businessman confuse of thinking and manage

Arrepentimiento. El caso saltó a las primeras planas el viernes 18 de septiembre, cuando la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EE.UU. anunció el descubrimiento del fraude. La empresa tardó 48 horas en pronunciarse, pero lo hizo directamente a través de su Presidente Martin Winterkorn, quien lamentó lo sucedido a través de un vídeo comunicado. A pesar de los comentarios del líder de Volkswagen, la crisis alcanzó su punto más álgido el lunes 21 de septiembre, cuando las acciones de la empresa se desplomaron un 20% en bolsa.

Businessman thinking to get an idea and Hand stab a thinking bubbleRazonamiento. La firma automotriz tomó nota de lo sucedido y emitió un comunicado el martes 22 de septiembre. El comunicado fue corto y conciso, y aunque no explicaba el origen de lo ocurrido, transmitía un mensaje de tranquilidad a los clientes en términos de la seguridad de los vehículos. Ese mismo día, Michael Horn, el más alto directivo de la marca en Estados Unidos, realizó unas declaraciones que incendiaron las redes sociales. Su sonado “we have screwed up”, que se traduce como “la hemos fastidiado”, puso de manifiesto la crisis de comunicación de la marca, que hasta ese momento había logrado controlar el mensaje. A partir de estas declaraciones, el anuncio de que Volkswagen separaría 7.200 millones de dólares para posibles reparaciones, o que los responsables de los motores trucados fueron dos ingenieros alejados de la cúpula de la empresa, no lograron contener la indignación popular. El miércoles 23 de septiembre Martin Winkerton renunciaba a su cargo con estas palabras:

“Estoy consternado por los acontecimientos de los últimos días. Estoy estupefacto por el hecho de que conductas impropias se hayan podido producir a tal escala en el seno del Grupo Volkswagen”

Businessman on rocket pencilRemedio. El 28 de septiembre, el hasta entonces jefe de Porsche, Mattias Muller, fue nombrado nuevo CEO del Grupo Volkswagen. Muller confesó que su principal tarea sería recuperar la confianza en la marca, y anunció cambios en la junta directiva. La pregunta que quedará abierta por algún tiempo es si la nueva directiva logrará restablecer las relaciones con el gobierno alemán, los reguladores y, por supuesto, con los clientes. De momento, los numerosos fans de Volkswagen, seducidos durante décadas por una publicidad tan fresca como original, han perdido su encanto con “el coche del pueblo”.  Esta semana la marca anunciaba que reducirá en 1.000 millones de euros sus inversiones anuales, y presentó una nueva estrategia para sus motores diésel. Y ayer la compañía informó que va a llamar a revisión 8.5 millones de vehículos en Europa, a partir de 2016.

¿Logrará el gigante alemán salvar su reputación y volver a enamorar a sus clientes? La herida ha sido profunda y las pérdidas cuantiosas, por lo que la recuperación se vislumbra como un largo camino tortuoso. Los críticos de cómo se ha gestionado la crisis citan que se dió una respuesta demasiado lenta, un mensaje poco enfocado, y un largo silencio en las redes sociales. Aún así, este último escándalo del mundo corporativo es buena excusa para repasar el patrón de las tres Rs en la gestión de la comunicación de crisis. ¡Espero que no tengas que recurrir a utilizarlas!

Te Recomendamos

El Viaje del Héroe

Por 21/09/2015 Comunicación

¿Cómo se diseña una historia alrededor de un personaje principal? Ya sea que tengas que contar una historia en cinco minutos o escribir el guión de una película de dos horas, siempre puedes usar como guía una estructura narrativa lineal. La anatomía de una historia suele desarrollarse, en este orden, con un planteamiento, un detonante o premisa dramática, el desarrollo de la acción que intensifica la tensión de nuestro relato, el clímax o momento álgido de la historia, y una resolución o desenlace.

Sin embargo, a la hora de enfrentarte a un papel en blanco, es posible que esta estructura te dificulte ponerte en la piel de tus personajes principales, ya que estos componentes ayudan a estructurar una historia desde fuera, y no desde la perspectiva de tu protagonista. Si ya tienes un mente un héroe o heroína para tu relato, tal vez te sea más sencillo construir tu historia a lo largo de estas ocho etapas, como si de un viaje se tratara. Y para ilustrarlo, voy a usar como ejemplo a John McClane (Bruce Willis) de La Jungla de Cristal (Die Hard, 1988) una de mis películas favoritas de acción de todos los tiempos (y si no la has visto aún, ¡no sigas leyendo!)

Diehard-11. El Personaje. Al inicio de tu historia, tienes que presentarnos al personaje que servirá de héroe o antihéroe en tu historia. El antihéroe es un héroe que tiene algunas características negativas que lo hacen menos perfecto a nuestros ojos que el héroe tradicional (un héroe perfecto puede resultar muy aburrido, y el hecho de que tu personaje sea un poco egoísta, o sea arrogante, o incluso haya tenido problemas en el pasado, le proporciona aristas que lo hacen mucho más interesante). En La Jungla de Cristal, John McClane  es un policía de Nueva York, divorciado, que viaja a Los Ángeles.

DieBruceconradio2. La Necesidad. ¿Cuál es el objetivo o necesidad que tiene nuestro personaje principal? John ha viajado a la otra punta del país para intentar reconciliarse con su ex-esposa, quien se encuentra en una fiesta de Navidad en un gran rascacielos. John es un clásico antihéroe con un pasado imperfecto, dispuesto a aprender de los errores del pasado, para reparar su matrimonio y recuperar a la mujer que quiere.

3. El Desencadenante. Algo ocurre en la historia que desencadena un nuevo curso de acción de nuestro personaje. En nuestra historia, John está cambiándose de ropa en un baño cuando 12 terroristas irrumpen en la fiesta y toman como rehenes a todos los asistentes. Los terroristas pretenden robar 640 millones de dólares que el propietario del rascacielos guarda en una caja fuerte. John es la única persona que logra escapar.

DieCamisetaMetralleta4. La Búsqueda. Nuestro personaje principal tiene que adaptarse a la nueva situación y tomar acción en la búsqueda de una solución. John activa una alarma contra incendios para que los terroristas lo descubran, como maniobra de despiste, e intenta atraer la ayuda de la policía desde la azotea del edificio. En una de las escenas más emblemáticas de la película, John mata a uno de los terroristas  y, tras robar su ametralladora y su radio, escribe en su camiseta “Ahora tengo una ametralladora, Jo Jo Jo” . John envía el cuerpo por el ascensor al piso donde se encuentra Hans Gruber, el líder de la banda.

5. El Hallazgo. En este momento de incremento de tensión en la acción, nuestro personaje toma acciones que parecen ponerlo cerca de la consecución de su objetivo. En las series de detectives, por ejemplo, es ese momento cuando la investigación da con una pista que pareciera apuntar hacia el asesino, aunque luego sea una pista falsa. En nuestra historia, John McClane logra contactar por radio a la policía, y la policía envía al Sargento Powell a investigar. Pero como Hans ha escuchado la conversación de John con la policía, uno de sus terroristas se hace pasar por portero de noche en la recepción. Powell no encuentra nada anormal en el edificio y, al marcharse, John McClane deja caer, desde la altura del rascacielos, el cuerpo de uno de los terroristas sobre la capota de su coche de patrulla.

DieJohnconHans6. El Contratiempo. El hallazgo es efímero, y la acción que guía a nuestro protagonista, aunque pareciera estar a punto de concluir, se complica aún más, creando incluso más tensión. Este es el punto álgido de nuestra historia, cuando parece que es imposible reponerse o salvar la situación. En La Jungla de Cristal, la policía ataca el rascacielos en contra del consejo de John, y los terroristas logran vencerlos con misiles. En un acto desesperado, la policía corta la electricidad del edificio y, para la alegría de los terroristas, se desbloquea la contraseña de la caja fuerte. John está casi derrotado, envuelto en sangre. Mientras tanto, Powell alienta a John por la radio para que no tire la toalla.

7. El Regreso. Pero no todo está perdido: nuestro héroe encuentra la fuerza o la inteligencia para salvar el contratiempo. En La Jungla, los terroristas, cargados de explosivos, suben a la azotea del edificio y esperan a que un helicóptero que les envía el FBI les permita escapar con el botín. John, sin embargo, logra llegar a la azotea y mata a varios terroristas, detonando los explosivos y enviando a los rehenes de vuelta al piso donde se celebraba la fiesta. Solo queda vivo Hans y un par de sus hombres más cercanos, quienes han visto a la ex-mujer de John en las noticias y se la llevan consigo al garaje del edificio, en un último intento por escapar con vida.

DieHansconHolly8. El Cambio. El personaje vuelve a estar en control de la situación, y se convierte en el agente de cambio. John McClane se enfrenta a Hans en el garaje, entrega su ametralladora para que no haga daño a su esposa y, en un descuido de los terroristas, logra matarlo con las dos últimas balas que le quedaban en una pistola que había pegado a su espalda. Cuando John y su ex salen del edificio, la mano derecha de Hans aparece entre los rehenes e intenta matar a John, pero Powell le salva con un disparo. El desenlace es feliz, en el que intuimos que la ex de John le dará una segunda oportunidad.

De una forma aún más simplificada, puedes pensar en tu historia como una tarta partida en cuatro porciones iguales. Al ser partes iguales, será fácil distribuir el tiempo que usaremos en cada una de ellas (si tu presentación es de 5 minutos, tendrás 1 minuto y 15 segundos para cada fragmento, por ejemplo). En la primera parte, tu audiencia tendrá que identificarse con un personaje que tiene un objetivo o necesidad. En la segunda, algo ocurrirá que cambiará las circunstancias del personaje y lo forzarán a adaptarse a la nueva situación e iniciar una búsqueda. En la tercera parte, el personaje tendrá que pagar un precio por el hallazgo o enfrentar contratiempos que le hagan reevaluar sus acciones, hasta llegar al clímax de la historia; y en la cuarta y última parte, el héroe vencerá los obstáculos para lograr su objetivo, y así cambiar su realidad.

¿Te animas a poner a prueba esta estrategia? Prueba a inventarte un héroe … o un antihéroe, que da más juego.

Te Recomendamos

¿Qué Tengo que Hacer para Salir en el New York Times?

Por 11/09/2015 Comunicación

Acabas de regresar de vacaciones con una envidiable sonrisa y tu jefe te arrincona en el pasillo para hacerte una pregunta que te irrita tanto como te quita el sueño:

“Fernández, qué descansadito le veo. Espero que esa cara de felicidad le dure mucho tiempo, porque no veo que hayamos salido todavía en los medios. Y no me hable de ese blog que sacamos porque, por mucha gente que se nos cuelgue del Twitter, no se compara con que otros hablen bien de nosotros ¿Qué tenemos que hacer para salir en el New York Times?

Esta situación ficticia ilustra la obsesión de muchos empresarios por recibir cobertura en los medios de comunicación masivos, no solo como estrategia de marketing sino también como herramienta de validación interna. Por muy bien que marchen las ventas y la captación de clientes, los medios de comunicación ejercen una fascinación que, para muchos empresarios, es difícil de resistir. Una mención en medios pareciera convertirse en símbolo instantáneo de credibilidad y ventas.

Esta hipótesis, sin embargo, es falsa. La visibilidad que proporciona una nota de prensa favorable es siempre notable, pero son muchas las compañías que han logrado el éxito sin imprimir su nombre en papel cuché. Zara, por ejemplo, es una empresa que no invierte recursos en publicidad ni en relaciones con los medios, prefiriendo llamar la atención a través de sus establecimientos a pie de calle, ubicados en los centros urbanos con mayor tráfico comercial. Pero tampoco es necesario tener una tienda en el centro de Madrid o Nueva York: muchas pequeñas y medianas empresas (PYME) optan por incrementar su visibilidad y nicho de mercado a través de métodos igualmente efectivos como el desarrollo de bases de datos, el márketing directo por correo y, las más pioneras, por la creación de comunidades en medios sociales.

Si tras esgrimir estos argumentos aún quieres quedar bien con tu jefe, explora estas estrategias para que los medios se lleguen a fijar en ti frente a la competencia. Siempre tienes la opción de pagar por publicidad, desde un anuncio en Instagram a un spot publicitario en televisión o a un desplegable a todo color en los periódicos, pero si no quieres gastar dinero, estas tácticas son aconsejables para ti:

Cuenta buenas historias. Si quieres que un medio escriba o hable sobre ti, crea contenidos en su propio lenguaje: el periodístico. Vende tus productos o servicios contando historias de su impacto en la vida de las personas, usando las técnicas de storytelling de lo que ahora se llama marketing de contenidos. Así, escribe menos comunicados de prensa sobre las virtudes y características de tu producto y más entradas de blog o artículos donde cuentes cómo usan las personas tu producto, o explores tendencias en el sector en el que trabajas (¡al contrario de lo que dijo tu jefe!). Crea contenidos menos publicitarios y más informativos, de ser posible con un ángulo divertido o que toque nuestras fibras más sensibles. Cuando menos te lo esperes, es posible que algún medio se haga eco de la historia que has compartido con el mundo. Como ejemplo, comparto contigo este interesante anuncio producido por Listerine. La compañía que produce el enjuague bucal más vendido en EE.UU. ha desarrollado una app que permite a los invidentes reconocer sonrisas, y la historia ha acaparado la atención de publicaciones tan prestigiosas como Advertising Age.

Mass media concept news radio newspaper

Únete a las conversaciones en curso. Por mucho que pienses que tu producto brilla por sí mismo, no esperes a que los medios vayan a mencionarlo si los periodistas no encuentran un vínculo a tendencias o noticias que estén ocurriendo en tu industria. Las historias que cuentes tienen que resonar en el contexto de lo que los periodistas consideran noticioso. Por ejemplo, si te dedicas a la exportación de aceite de oliva en España, explora qué historias puedes contar sobre tu experiencia que estén alineadas con conversaciones en curso, como los beneficios para la salud de este tipo de aceite, o la importancia de mantener la pureza del producto (hace tan solo unos meses, el New York Times producía una interesante infografía sobre el peligro de las mezclas en los aceites importados de Italia). 

Print

Marca huella en tu comunidad. No hay mejor publicidad que darte a conocer como una empresa comprometida con la comunidad en la que desempeñas tu trabajo. Si tu empresa realiza trabajo voluntario o actividades benéficas, la ganancia es doble: mejoras el entorno en el que trabajas, te sentirás más identificado y satisfecho con tu trabajo, y los medios de comunicación se harán eco de tus bondades. El compromiso ha de ser sostenido a todos los niveles de la empresa, para que realmente se perciba como una actividad filantrópica coherente y seria.

News3Invita a los medios a patrocinar tus eventos. Un patrocinio no es sinónimo de cobertura, pero si tu empresa pide a algún medio patrocine una conferencia o seminario que estéis organizando, es probable que ese medio se haga eco de tu apoyo. No se trata de la típica convención de naturaleza interna para planificar ventas, sino de un evento que proyecte nuevo conocimiento sobre el sector en el que trabajas, y que pueda ser interesante para una audiencia más amplia. Si además invitas a “influyentes” en las redes sociales, es probable que la atención que recibas en el mundo virtual también se filtre a otros medios de comunicación más tradicionales, como la radio, prensa o televisión.

Establece alianzas con impacto. Muchas PYME ya están descubriendo las ventajas de integrarse en comunidades o cadenas de valor que amplifiquen su presencia y visibilidad en el mercado. Desde el punto de vista de la comunicación, arrimarse a una empresa de mayor calado y presencia, bien sea para un proyecto o evento específico o para un acuerdo a largo plazo, puede ayudarte a generar buena prensa. Al preparar los acuerdos de este tipo de colaboraciones o alianzas estratégicas, piensa no solamente en los temas estrictamente de negocios, sino también en los aspectos comunicacionales que establezcan parámetros para la comunicación conjunta.

Web

Muévete en sus círculos. Si representas a una empresa, es muy probable que ya tengas un buen “elevator pitch” preparado – es decir, un brevísimo discurso, que se pueda dar en lo que dura un viaje en ascensor o en un breve encuentro con alguien, para enganchar a posibles clientes. Este mismo discurso lo puedes intentar con miembros de la prensa en recepciones o presentaciones donde sepas que estarán presentes. Los buenos periodistas siempre están a la búsqueda de historias, y si lo que tienen que contar les parece más interesante que un simple intento de venta, te pueden citar en alguno de sus próximos artículos.

Si practicas alguna de estas estrategias, es probable que alguna publicación, aunque sea muy especializada, se fije en tu empresa o en tu producto. Tal vez no sea el New York Times, pero a nadie, ni siquiera a tu jefe, le amargará ese dulce.

Te Recomendamos