Cuatro Dotes de un Buen Comunicador

Por 09/09/2019 Comunicación
Hay una escena en la película 300 que se ha convertido en fenómeno viral y en uno de mis momentos favoritos del cine reciente.
El rey Leónidas y sus 300 hombres, dirigiéndose a luchar contra un imponente ejército persa, se encuentran por el camino con un grupo de arcadianos dispuesto a unir fuerzas con Esparta. Los guerreros de Arcadia, sin embargo, se quedan bastante decepcionados al ver el pequeño número de espartanos que acompaña a Leónidas, y cuestionan el éxito improbable de su misión suicida.
Como no quiero estropearte el momentazo si no has visto la película, aquí te dejo con el clip, y bastará con decirte que Leónidas deja sin argumentos a sus aliados cuando esgrime la ventaja de la calidad frente a la cantidad, orgulloso de tener un ejército pequeño pero al menos profesional.

Los 300 de Leónidas funcionan como analogía para la función de comunicación en muchas pequeñas y medianas empresas. Para estas pymes, la comunicación se considera un lujo, y es la última función a priorizar frente a profesionales en las ramas de producción y ventas.  Sin embargo, hoy más que nunca, impera la necesidad de alcanzar logros en posicionamiento y mercadotecnia que den ventaja comparativa a las empresas frente a sus competidores, a pesar de la escasez de recursos. Y para guiar la identificación de este personal, a continuación exploraremos las cuatro dotes de un buen comunicador.

¿Qué Comunicador Debes Contratar?

Como los superhéroes solo existen en la ficción – a pesar de su valor, los espartanos fueron finalmente aplastados por los persas – no existen fórmulas mágicas para hacer más con menos. Pero vale la pena examinar las cuatro dotes de un buen comunicador, sobre todo cuando muchas pymes solo tienen recursos para contratar a uno o dos “guerreros” de la comunicación en sus trincheras.
1. Rifle, Cañón o Flecha. ¿Te acuerdas de los días en los que la comunicación solo consistía en emitir comunicados de prensa? Con la aparición de las redes sociales y de nuevas estrategias de mercadotecnia, contratar perfiles muy especializados de comunicación es un lujo que muchas empresas no se pueden permitir, y los comunicadores que pueden desempeñarse en múltiples disciplinas están en alza. Así, los comunicadores de hoy deben ser lo más multifacético posible; igual que preparan un blog o un artículo de opinión hoy, deben sentirse cómodos produciendo un documental, realizando un grupo focal o gestionando las redes sociales corporativas.
2. Con Visión de Estratega. Los comunicadores que brindan más valor son los que saben tocar muchos palos, pero para el éxito de sus empresas es más importante aún que sepan qué palo tocar y cuándo. Una sola campaña o producto de comunicación puede a veces arrojar mayores dividendos para una marca que la suma de cientos de esfuerzos desenfocados y sin dirección clara. Ser selectivos con las prioridades de la empresa y desarrollar acciones de comunicación puntuales que nos diferencien de la competencia son cualidades que distinguen a los comunicadores de más visión y solera.
3. Creatividad y Coraje.  Estos rasgos son a veces difíciles de detectar en entrevistas, pero el perfil del comunicador idóneo incluye a aquéllos pocos que no tienen miedo a probar nuevas fórmulas, a pesar de correr el riesgo de equivocarse.  Es la persona o equipo con la idea “eureka” que posiciona a tu marca de la manera más original o insospechada. Es el autor del tuit que en 2013 improvisó el fabricante de las galletas Oreo en respuesta al apagón eléctrico durante la final del fútbol americano Superbowl, el cual tuvo mayor repercusión que cualquiera de los multimillonarios  anuncios televisivos que se produjeron exclusivamente para los intermedios del juego. O el Leónidas que logra vencer a todo un ejército con tan solo 300 soldados.
4. Con «Pluma» de Guerrero. Hay muchos servicios que una empresa puede terciarizar, como la producción de un video o el desarrollo de una identidad. La capacidad de desarrollar narrativas alrededor de una marca, sin embargo, es intrínseca a la naturaleza de un negocio, por lo que recomiendo a las pymes que busquen comunicadores que sepan escribir muy bien y logren emocionar con el desarrollo de historias.  Es por eso que muchas empresas están dando prioridad a contratar periodistas frente a estrategas, ya que el desarrollo de contenido es todavía la estrategia más efectiva para posicionarse en el mercado.
Las pymes deben recordar que la comunicación es un proceso que no da resultados de la noche a la mañana y que, para que arroje resultados, no debe relegarse a un guerrero en el pelotón, sino a un soldado en las primeras filas de la batalla. Cuánto más cerca esté la comunicación de las estrategias de negocio, más planificada y efectiva será. Las pymes que se guíen por contratar personal con las cuatro dotes de un buen comunicador tienen más probabilidades de salir victoriosas.

Te Recomendamos

Las Cinco Secuencias de un Buen Discurso

Por 12/08/2019 Comunicación
Tan solo 273 palabras pronunciadas en algo más de dos minutos fueron suficientes para sacudir a una nación. El 19 de noviembre de 1863, Abraham Lincoln daba uno de los discursos más persuasivos de la historia de la humanidad en el campo de la Batalla de Gettysburg, Pennsylvania. Cuatro meses antes, 46.000 soldados de los Estados del Norte (la Unión) y los Estados Confederados del Sur habían perdido la vida en una de las luchas más sangrientas de la Guerra de Secesión de los Estados Unidos.
Con su discurso, Lincoln consiguió inspirar a los soldados de la Unión a luchar por los valores de la igualdad y la libertad, y sus palabras finales “gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo» pronto se convirtieron en sinónimas de democracia. Pero ¿cómo fue posible que un discurso tan breve y episódico haya sido laureado en los anales de la historia?
Alan Monroe, un profesor de retórica de la Universidad de Purdue, fue uno de los primeros académicos en estudiar la estructura del discurso allá por la década de 1930, y pronto identificó un patrón en el texto que bautizó como la Secuencia Motivada de Monroe. Esta técnica, tan válida hoy como en los tiempos de Lincoln, identifica cinco secuencias para producir los discursos más brillantes.
Diseccionando el texto íntegro del discurso de Gettysburg, repasamos estos cinco secuencias que caracterizan a un buen discurso:
Happy young woman pointingAtención. La primera frase de tu discurso marcará el nivel de atención que tu audiencia, consciente o inconscientemente, prestará al resto de tus palabras. Tienes 30 segundos para seducirlos y engancharlos con una cita, una pregunta provocativa, un chiste, una anécdota, o una historia. Lincoln consigue atrapar a su audiencia desde el arranque con una referencia a un sentimiento profundo y compartido, el de la fundación de la República con la firma de la Declaración de la Independencia de 1776:

Hace ochenta y siete años nuestros padres crearon en este continente una nueva nación, concebida bajo el signo de la libertad y consagrada a la premisa de que todos los hombres nacen iguales.

Chalk question marks above businesswoman at blackboardProblema. Una vez tienes a la audiencia en el bolsillo, no pierdas el tiempo con demasiado contexto y otros preámbulos: sé asertivo sobre el tema o problema que quieres abordar en tu exposición. Haz énfasis en lo urgente y grave del desafío, y crea tensión en la narrativa para que tu audiencia quiera saber cómo abordarlo o atajarlo. Lincoln no tuvo que dar muchas explicaciones sobre el problema, ya que imperaba el pesimismo en los Estados de la Unión por las bajas de la guerra:

Hoy nos hallamos embarcados en una vasta guerra civil que pone a prueba la capacidad de esta nación, o de cualquier otra así concebida y así dedicada, para subsistir por largo tiempo.

Young business woman standing with her back against a blackboard. She is looking to a big glowing light bulb.

Solución. Ofrece a tu audiencia una solución práctica y concreta, y demuestra por qué es la mejor entre posibles opciones. Si tu discurso está intentando vender o promocionar un producto, aquí explicarás por qué es el mejor entre los de la competencia; si se trata de defender una posición, explica a tu audiencia los beneficios inmediatos que les aportará ese curso de acción. Lincoln regresó a Gettysburg a inaugurar un cementerio en memoria de los soldados caídos:

Nos hemos reunido en el escenario donde se libró una de las grandes batallas de esta guerra. Vinimos a consagrar parte de este campo de batalla al reposo final de quienes han entregado su vida por la nación. Es plenamente adecuado y justo que así lo hagamos.

Businesswoman in front of blackboard with thought bubbleVisualización. Explícale a tu audiencia cuáles serán los beneficios de implementar la solución que  propones, y no dudes en mencionar las consecuencias negativas de no llevarla a cabo. Sé visual, provee ejemplos, escenarios e imágenes de cómo sería el futuro con o sin tu solución. En su discurso, Lincoln nos invita a visualizar más allá de consagrar el campo de batalla hacia la meta de seguir luchando por la libertad:

Sin embargo, en un sentido más amplio, no podemos dedicar, no podemos consagrar, no podemos glorificar este suelo. Los valientes hombres que aquí combatieron, vivos y muertos, lo han consagrado muy por encima de nuestro escaso poder de sumar o restar méritos. El mundo apenas advertirá, y no recordará por mucho tiempo lo que aquí se diga, más no olvidará jamás lo que ellos han hecho. Nos corresponde a los que estamos vivos, en cambio, completar la obra inconclusa que tan noblemente han adelantado aquellos que aquí combatieron.

Social networkLlamada a la Acción. Como cierre, recuerda a la audiencia que la solución está en sus manos y que de ella depende su realización. La conclusión de tu discurso debe motivar a actuar con un sentido de urgencia y de unión hacia el logro del objetivo. La última frase es tan importante como la primera, por lo que puedes recurrir de nuevo al apoyo de citas motivantes. Lincoln creó su propia cita, y reavivó los ánimos de sus soldados con una inspirada llamada a la libertad:

Nos corresponde ocuparnos de la gran tarea que nos aguarda: inspirarnos en estos venerados muertos para aumentar nuestra devoción por la causa a la cual ellos ofrendaron todo su fervor; declarar aquí solemnemente que quienes han perecido no lo han hecho en vano; que esta nación, bajo la guía de Dios, vea renacer la libertad, y que el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo no desaparezca de la faz de la tierra.

Esta estructura, similar al del llamado discurso de ascensor, puede fortalecer tus dotes como escritor de discursos. El reto es encontrar el balance entre el arte de contar historias y la ciencia detrás de la psicología de Monroe. Y para superarlo con nota, bastan 273 palabras.

Te Recomendamos

Siete Tipos de Historia para Cautivar a tu Audiencia

Por 06/08/2019 Comunicación
¿Sabes qué es un arquetipo? Un arquetipo es un modelo o estructura funcional que se adopta de forma sistemática en el tiempo hasta convertirse en un patrón universal. En narrativa, por ejemplo, el superhéroe es un arquetipo de personaje principal que reúne ciertas características que se repiten en muchas historias (por ejemplo, que demuestre valentía y tenga superpoderes). Lo que tal vez no sepas es que existen siete arquetipos narrativos o tipos de historia para cautivar a tu audiencia. Es como si pudieras categorizar la mayoría de las historias que produces o consumes en siete grandes categorías.
No hace falta ser un escritor o director de cine para usar estos arquetipos como referencia. Es muy probable que, como parte de su estrategia de posicionamiento y mercadotecnia, tu empresa haya adoptado el arte de la narrativa. La habilidad de una marca para «conquistarnos» a través de las historias que nos cuenta y las emociones que nos transmite se plasma en estrategias de «marketing de contenidos» (conocidas como branded content o content marketing en inglés). Así, las empresas ya no solo venden productos y servicios, sino experiencias que nos permiten entender sus valores y personalidad.

Siete Arquetipos Narrativos para Marketing de Contenidos

¿Y qué historias están contando las empresas de más éxito para cautivar a sus clientes? Son siete fórmulas probadas que no dejan de reinventarse con la infusión de creatividad y personalidad de cada marca.
Iconos-01El Yo Universal. En el mundo globalizado en que vivimos, las historias de temas universales como el amor, la amistad o la música incitan en nosotros sentimientos de solidaridad y de reafirmación de nuestra propia humanidad. Coca Cola es una de las firmas que mejor ha sabido contar la historia de la aldea global, desde sus primeros anuncios en los años 70, a la controvertida campaña America the Beautiful, en la que el himno americano es interpretado en varios idiomas.
Iconos-02El Viaje. Cada historia es, en realidad, un viaje por el espacio y por el tiempo, por lo que muchas marcas nos cuentan historias que ponen en relieve su espíritu nómada y aventurero. Por ejemplo, la reciente campaña de la marca de relojes Citizen, titulada Chasing Horizons, nos cuenta la historia de un fotógrafo que persigue la puesta de sol a través de distintas franjas horarias alrededor del mundo. Y el viaje también puede ser menos literal y más figurativo, como el de este reciente anuncio de Apple en el que varios anti-héroes se embarcan en un proyecto para alcanzar un ansiado objetivo profesional.
Iconos-03La Fantasía. Desde el Calvo de la Lotería en España a los anuncios de Charlize Theron para Dior, el género fantástico suele ser usado por marcas que quieren trascender los límites de la realidad para conquistarnos con la imaginación. Al igual que en el gaming, el cine y la televisión, el desarrollo de las técnicas 3D y otros efectos especiales ofrece muchas oportunidades de creatividad para marcas que quieren envolverte con su magia.
Iconos-04La Revelación. Las historias que marcan un antes y un después, sea por una transformación física, un descubrimiento o una revelación interior, suelen tocar nuestras fibras más sensibles. Una de las firmas que mejor ha usado esta estrategia narrativa en sus contenidos es Dove, la empresa cosmética de EEUU que ya nos puso la piel de gallina con la premiada Real Beauty Sketches y, más recientemente, también nos emocionó con la tierna Legacy, en la que madres e hijas descubren una percepción compartida de su belleza física.
Iconos-05La Comedia. Uno de los géneros clásicos del storytelling, y tal vez uno de los más difíciles de abordar, es el del humor. Pero las marcas que logran dominarlo, suelen posicionarse como las más transgresoras y populares, especialmente entre los consumidores más jóvenes. El ya famoso anuncio «La Fuerza» de Volkswagen es una de las historias más simpáticas y premiadas de la publicidad reciente.
Iconos-06El Drama. El género dramático no es el favorito de las marcas, pero puede ser tremendamente efectivo para algunos esfuerzos de sensibilización como las campañas anti-tabaco o contra-incendio, o para las compañías que venden servicios de seguros y productos de seguridad. El contenido dramático queda grabado de forma más durarera en nuestro inconsciente, y apela a nuestras emociones más primarias de supervivencia y protección. Esta campaña de Maserati, titulada Strike, es una de mis favoritas de los últimos años.
Iconos-07El Afán de Superación. Este es uno de los tipos de historia más satisfactorios y emocionantes para el consumidor, ya que suele describir cómo es posible superar grandes retos o miedos, sea con tesón, inteligencia o destreza. La marca reina de las historias de superación es Nike, cuya campaña Dream Crazier se ha convertido en todo un referente de la igualdad de género. En España, guardo especial recuerdo del efectivo uso de este género en la Campaña Historias con Alma de Obra Social de La Caixa.
¿Ahora entiendes por qué tomarte una Coca Cola te evoca sentimientos de amistad, o te sientes especialmente creativo cuando utilizas un producto de Apple? Las marcas se están definiendo a través de historias como éstas, y en el proceso, creando una legión de leales consumidores que comparten su misma filosofía de vida.

Te Recomendamos

Cuatro Pasos para Gestionar la Comunicación en Proyectos

Por 29/07/2019 Comunicación
cuatro pasos para gestionar la comunicación en proyectos
¿Has escuchado alguna vez hablar sobre la Mars Climate Observer? En 1998 la NASA lanzó esta sonda al espacio con la misión de estudiar la atmósfera y la superficie de Marte, con resultados catastróficos. Por un error de navegación, la sonda llegó al Planeta Rojo en una posición de órbita equivocada, y se desintegró por la fricción con la atmósfera marciana.
Y te preguntarás, ¿cómo es posible que la NASA cometiera semejante error? El Jet Propulsion Laboratory de Pasadena, encargado de programar los sistemas de navegación de la sonda, usó el sistema métrico decimal para realizar sus cálculos. Por otro lado, el laboratorio Lockheed Martin Astronautics de Denver usó el sistema inglés (ej. pulgadas, pies y libras) para el diseño y construcción de la sonda. Lo que es difícil de creer es que los datos de navegación no fueran convertidos de un sistema a otro antes del lanzamiento, y que este proyecto de 125 millones de dólares fracasara por un simple lapsus en la comunicación entre los constructores y los programadores de la sonda.
Esta historia prueba que la comunicación es crítica para determinar el éxito o fracaso de un proyecto. En este sentido, definimos la comunicación como el proceso para lograr que las personas comprendan y respalden los objetivos, actividades y requisitos de cualquier iniciativa, Las buenas noticias son que la comunicación efectiva es planificable y medible, por lo que nunca deberías encontrarte en la misma tesitura que la NASA.

¿Cómo Planifico la Comunicación?

A la hora de abordar cualquier iniciativa, nunca te olvides de estos cuatro pasos para gestionar la comunicación en proyectos:
cuatro pasos para gestionar la comunicación en proyectos1. ¿Cuáles son las necesidades y las metas de comunicación de un proyecto? Imagínate que trabajas en el Ministerio de Salud de un país y que tu necesidad es vacunar a niños contra la gripe, en una ciudad donde existe bajas tasas de vacunación. Lo primero que debes hacer es seleccionar el desafío que sea más susceptible al cambio dentro de la duración del proyecto.
Es posible que los bajos niveles de vacunación se hayan dado por uno o una combinación de los siguientes factores: la escasez de vacunas, la falta de información sobre la importancia de vacunarse, o la dificultad de desplazarse al hospital de la población meta. Si en la etapa de investigación del proyecto se descubre que la principal traba para aumentar los niveles de vacunación es la falta de información, el gestor del proyecto puede plantearse como objetivo mejorar el conocimiento de la población meta sobre la necesidad de vacunarse. Lo importante es que las metas de comunicación estén articuladas con los objetivos del programa, y sean tan explícitas y realistas — en relación al presupuesto y tiempo disponibles — como medibles.
cuatro pasos para gestionar la comunicación en proyectos2. ¿Cómo se articulan las necesidades del proyecto con las tácticas de comunicación? La comunicación funciona a muchos niveles: al nivel de política, para convencer a un reducido grupo de responsables de la necesidad de formular o priorizar ciertas políticas en la agenda pública; al nivel comunitario, para promover el diálogo, la adopción de nuevas prácticas y la resolución de problemas; o a nivel masivo, para informar y motivar a la población a participar. Las principales tácticas de comunicación incluyen a: la abogacía o comunicación política, la comunicación masiva, la comunicación participativa o comunitaria, la mercadotecnia, y la comunicación de crisis, entre otras.
Frente a las necesidades de vacunación contra la gripe de nuestro ejemplo, y considerando que el desafío principal es informar a los padres de la necesidad de vacunar a sus hijos, nuestro plan de comunicación probablemente incluirá tácticas de comunicación masiva y participativa. Por ejemplo, se puede recomendar una campaña de sensibilización en medios tradicionales y redes sociales a nivel masivo, así como charlas informativas en centros de salud y hospitales. En base al conocimiento de nuestra audiencia (¿Cómo se informan normalmente los padres de los niños que tiene que vacunarse? ¿Leen el periódico o escuchan más la radio?) se pueden priorizar las tácticas y los productos de comunicación que resulten ser más efectivos en términos de impacto y costo.
cuatro pasos para gestionar la comunicación en proyectos3. ¿Qué debe incluir un plan de comunicación? Una vez tengas claro tus metas de comunicación en relación a los objetivos de tu proyecto, y hayas pensado en las tácticas y productos de comunicación que pueden ayudarte a conseguir tus objetivos, es necesario plasmar tus esfuerzos de comunicación en un plan. Como mínimo, el plan debe incluir los siguientes elementos: 1) audiencias primarias y secundarias; 2) mensajes principales; 3) tácticas y canales de comunicación (ej. TV, radio, redes sociales, charlas participativas, etc); 4) productos de comunicación (ej. videos, panfletos, discursos, etc. ); e 5) indicadores de impacto, con los procesos de monitoreo y evaluación. Este plan ejecutivo de comunicación también debe incluir una calendarización de todas las actividades, así como la definición de roles y responsabilidades en la implementación del plan.
cuatro pasos para gestionar la comunicación en proyectos4. ¿Cómo asignar fondos y contratar los expertos necesarios? Por último, es necesario presupuestar todas las fases de la comunicación, desde la investigación y análisis de la audiencia, pasando por el diseño y producción de materiales hasta los costos de evaluación. Asimismo, es importante asegurarse que la secuencia de actividades del plan de comunicación está sincronizada con el progreso de otras fases del proyecto, y que presten los servicios de comunicación las compañías y consultores adecuados. La comunicación, como todas las ramas técnicas, es un campo muy especializado, y es aconsejable contratar perfiles específicos para cada servicio.
Desde el primer momento en el que se piensa desarrollar un plan de comunicación en apoyo a un proyecto, es fundamental establecer indicadores tangibles de monitoreo y de evaluación del proyecto. El monitoreo mide el progreso durante la intervención a fin de reconocer potenciales obstáculos e introducir ajustes. La evaluación, por otro lado, determina si se han cumplido las metas de comunicación. En nuestro ejemplo, un indicador de monitoreo puede ser el número de personas expuestas a la campaña de vacunación a distintas etapas de su implementación, mientras que el indicador de evaluación puede ser el incremento de vacunaciones de niños que son un resultado directo de esa campaña.
En la época en la que vivimos, cuando la comunicación es inmediata y se puede convertir en un fenómeno viral, la buena gestión de la comunicación en un proyecto es más crítica que nunca. Estos cuatro pasos para gestionar la comunicación en proyectos son un buen marco de referencia para el gestor del proyecto. Pero recuerda: nada puede suplantar la asesoría de un experto para garantizar el logro de tus objetivos.

Te Recomendamos

Cinco Formatos para Triunfar con tu Blog

Por 23/07/2019 Comunicación
cinco formatos para triunfar con tu blog
Tal vez quieres compartir con el mundo tus críticas cinematográficas o las recetas de la abuela. O tal vez deseas divulgar historias de éxito de tu empresa o crear una marca personal más allá de tu ámbito laboral. Sea por la razón que sea, espero que estés preparado para asumir el reto de lanzar un blog. Y como bloguear es todo un arte, te propongo cinco formatos para triunfar con tu blog. El objetivo es que tu contenido entusiasme, se viralice y puedas multiplicar rápidamente el número de seguidores.
Ya te habrán contado que los blogs más exitosos son los que se publican con más asiduidad, por lo que debes estar preparado para publicar entradas al menos una vez a la semana. De no ser que publiques a diario, te ayudará publicar siempre el mismo día de la semana, para que tus suscriptores esperen con anticipación tus contenidos.  Pero además, tu blog debe proveer información útil para tus lectores, y cuanto más práctica sea, mucho mejor. Los lectores de blogs aspiran a ampliar su conocimiento.

¿Cuál es la Estructura Ideal de una Entrada de Blog?

Te sugiero que tus entradas tengan una extensión de entre 600 y 800 palabras, y que organices tu información en cuatro o cinco párrafos. El primer párrafo debe incluir tu tesis o idea principal, y el resto de los párrafos deben desarrollar tus argumentos o puntos de apoyo. Piensa muy bien el título para crear curiosidad y el deseo irrefrenable de tener que dar “click” a la entrada. Y no te olvides de optimizar el SEO de tus entradas, de forma que sean fáciles de encontrar por buscadores como Google.
También te recomiendo que perfecciones una forma atractiva de escribir, bien sea porque usas el humor para hacerlo entretenido y motivante, o porque usas un lenguaje claro y preciso que atrape al lector desde la primera línea. Recuerda que una entrada de blog no es un artículo periodístico, sino una manera de comunicarte más informal y directa, con frases cortas y párrafos breves que un lector pueda escanear fácilmente. Lo que cuentas tiene que ser tan especial, bien sea por lo relevante del contenido o por la manera en que lo cuentas, que te permita sobresalir frente a la competencia.
El uso de cualquiera de las siguientes cinco formatos es garantía para triunfar con tu blog:
Labels 01-03b exp za lapLas listas de tres a cinco ideas. Sin ir más lejos, esta entrada de blog sigue este formato, uno de los más frecuentes y exitosos en blogs. El lector se sentirá atraído por lo que puede aprender sobre cualquier tema en un máximo de cinco puntos, lo cual le parecerá una píldora informativa fácil de recordar.  En estas entradas, escribe un par de párrafos introductorios y procede a dar tres consejos, a desbancar cuatro mitos, a descubrir cinco secretos … ¿le vas cogiendo el tranquillo?  Como las entradas no son artículos de periódico, no tengas miedo de usar numeración o puntos en negrita para resaltar atención a tu lista.
Quote sign icon.El dato o cita emblemáticos. Las estadísticas o citas de personajes célebres son un gancho poderoso para captar la atención desde el primer párrafo. Sin embargo, sé selectivo: no es aconsejable que inundes de datos tu entrada porque puedes apabullar al lector con muchos números y generarás rechazo. Si, por ejemplo, arrancas tu entrada con el dato de que el 43% de los niños sufren de sobrepeso en España,  tus dos o tres próximos párrafos pueden apuntar a iniciativas o recomendaciones para ayudar a solucionar el problema. Si en vez de hablar en términos generales, mencionas programas o ejemplos específicos, más práctico será el conocimiento que impartas.
Question sign icon. Flat Design vector iconLa asociación sorprendente de ideas. Una táctica que funciona casi siempre para llamar la atención a tu contenido es asociar ideas o conceptos que normalmente no comparten el mismo espacio en una conversación. Por ejemplo, si titulas tu entrada: ¿Qué puede aprender un empresario de Mickey Mouse? tu lector intuirá que tu contenido es fresco y original. Este tipo de entradas funcionan, normalmente, formulando una pregunta en su título, con los adverbios interrogativos ¿Qué? ¿Quién? ¿Cómo?¿Cuándo? y ¿Dónde? Al final del primer párrafo, deberás haber podido contestar la pregunta con una tesis que desarrolles a lo largo de los dos o tres párrafos restantes. En el párrafo de cierre, puedes hacer referencia a la pregunta original para cerrar el artículo volviendo a tu sorprendente planteamiento del inicio.
The end of story flat illustrationLa anécdota o historia personal. No tengas miedo de involucrarte personalmente en tu blog, contando anécdotas o historias que te hayan ocurrido a ti o a tu entorno. Ese toque personal te ayudará a crear un tono íntimo que el lector te recompensará con su lealtad. Desde un punto meramente biológico, los científicos dicen que las personas que leen o escuchan historias producen más dopamina en el cerebro, lo cual ayuda a recordar. Las historias, además, suelen describir situaciones frente a las cuales el escritor puede extrapolar reflexiones y comentarios que le ayudarán a ser más convincentes en su argumentación. Para ser efectivo, es importante que las historias que cuentes sean genuinas, y no dudes en usar el humor, la ironía y un tono ameno.
usbLa entrevista. Este tipo de entrada exitosa es la más cercana al periodismo tradicional, ya que recoge el intercambio con un personaje de interés para el lector en un formato de preguntas y respuestas. Pero tal vez lo más novedoso en el traspaso de este formato al mundo digital sea la aparición del “videoblog”, donde la entrada arranca con un vídeo breve de dos minutos, en el que aparecen dos o tres citas del entrevistado con un formato original (por ejemplo, usando tomas falsas, o filmando con distintos ángulos de cámara), acompañado de la transcripción más larga de su entrevista. El uso de fotos y videos en tus entradas de blog incrementa las posibilidades de visita en un 20 y un 60% respectivamente.
Si pones en práctica algunas de estas técnicas, es muy probable que tus contenidos comiencen a ser compartidos con más facilidad. Al principio, te aconsejo que realices algunas campañas de pago, especialmente por Facebook, para ganar suscriptores más rápidamente entre tu audiencia objetivo. Cuanto más claro tengas el perfil de tu lector ideal, y más enfocados sean tus contenidos a los intereses específicos de ese perfil, más triunfos cosecharás. Pero muchas de estas lecciones las irás aprendiendo sobre la marcha, probando distintos formatos, títulos y temáticas. De momento, me alegra saber que compartimos la pasión de bloguear.

Te Recomendamos

Cuatro Técnicas de la Publicidad de Boca en Boca

Por 11/07/2019 Comunicación
publicidad boca en boca
¿Cuántas veces has preguntado a un amigo dónde ha comprado algo de su pertenencia que te ha llamado la atención? ¿O has decidido comprar un producto en Internet porque tenía buenas recomendaciones de otros usuarios?  La publicidad de boca en boca es una de las estrategias de mercadotecnia más antiguas y efectivas y, si bien se puede generar de manera espontánea, existen técnicas para crear ese deseado «zumbido» alrededor de los productos o servicios de una empresa.
Según un estudio de Impact Bound Marketing, cuando nos enfrentamos a la difícil tarea de comprar un producto nuevo, el 92% nos decantamos por lo que nos ha recomendado un familiar, colega o amigo. Y en general, la probabilidad de que compremos algo se multiplica por cuatro cuando ese producto nos ha sido recomendado directamente por alguien en quien confiamos.
Ante la apabullante evidencia, es curioso que sólo el 33% de las empresas busquen y documenten las recomendaciones de sus clientes. Ya no es necesario gastar grandes presupuestos en publicidad para vender más: tus clientes actuales se pueden convertir en evangelizadores de tu marca al recomendar tus productos a los demás. La gente confía en otras personas, no en logos.

¿Cómo Puede una Empresa Publicitarse de Boca en Boca?

Autores como Nicholas Lovell o Seth Godin han publicado numerosas estrategias sobre cómo se puede convertir a extraños en clientes, y lo que es aún más difícil, transformar a los clientes en promotores de tu marca. Algunas técnicas de publicidad de boca en boca que puedes poner en práctica son las siguientes:
Share your story flat illustrationLa originalidad de tu marca. ¿Quieres ser tema de conversación en las peluquerías, los bares o alrededor de las máquinas de café en la oficina? En la medida que una empresa tenga un nombre original, o pueda contar historias originales, emocionantes o divertidas, aumentará la probabilidad de que su nombre viaje en conversaciones de boca en boca (o de muro en muro). Recientemente, una amiga mía subió a su Facebook la foto de una furgoneta con el rótulo de “Hourly Husbands”  (“Maridos por Horas”). Se trataba de una empresa de fontanería y reparaciones caseras que había logrado llamar la atención de mi amiga con un nombre y un logo muy original. Sin recibir ni un sólo céntimo, y sin saber cómo era la calidad del servicio, mi amiga se había convertido, sin saberlo, en agente publicitario de la marca.
Las opiniones de los demás. Además de contar tus propias historias, puedes incentivar que tus clientes o «fans» sean «evangelizadores» de tu marca. Por ejemplo, puedes crear una campaña en redes sociales solicitando a tus seguidores que compartan fotos, videos o comentarios usando un «hashtag» común. También puedes abrir un espacio en tu página web para que tus clientes compartan testimonios o valoraciones de tus productos o servicios. El 79% de los compradores en Internet confían tanto en las valoraciones que encuentran en línea como en recomendaciones personales. Compañías como Amazon y iTunes también brindan la oportunidad a sus consumidores de calificar sus productos (con las famosas «estrellitas»), de forma que otros potenciales clientes puedan consultar esas referencias.  
PrintLa seducción de regalos, concursos y sorteos. Nicholas Lovell nos lo explica en su libro “La Curva”: cuando ofreces un regalo a tus clientes, los harás sentir especiales, y se potenciará la probabilidad de que hablen bien de ti y de tu producto a terceros. Cantantes como U2 o Lady Gaga, por ejemplo, han usado la estrategia de “regalar” canciones para que sus fans corran la voz sobre sus nuevos proyectos discográficos, y así crear legiones de “superfans” que hagan publicidad gratis en sus círculos. Lo doblemente interesante es que esos fanáticos no sólo te darán publicidad, sino que serán los clientes que se gastarán más dinero en ti. Volviendo al ejemplo de U2 y Lady Gaga, serán aquellos fans que luego se gasten más dinero por estar en primera fila en los conciertos, y se compren las camisetas de sus ídolos.
PrintEl poder de los influyentes. Si no tienes presencia en redes sociales, o si tu comunidad es pequeña y no te quieres gastar dinero en campañas publicitarias, es aconsejable que te alíes con una celebridad de las redes sociales que pueda promover o respaldar tus productos y servicios. Numerosas empresas están identificando a esos influyentes con miles de seguidores en Facebook, Twitter o Instagram para invitarlos a las presentaciones de sus productos, a cambio de que hagan comentarios o se tomen fotos que luego compartan con sus seguidores. La buena noticia es que estas personas no tienen que ser personas famosas, simplemente perfiles con credibilidad que amasen muchos seguidores relevantes para tu empresa. El lado oscuro de esta práctica es que, a medida en que estas personas empiezan a cobrar por promocionar productos, también empiezan a perder la confianza de sus seguidores.
La prevalencia de la publicidad de boca en boca frente a otras formas tradicionales de mercadotecnia ha originado una industria especializada en el mundo de la comunicación para ayudarte a identificar esos influyentes y a crear campañas virales en redes sociales. Si tu presupuesto no te permite contratar estos servicios, un poco de imaginación e investigación por tu cuenta podrá crear ese mismo “zumbido” alrededor de tus productos o servicios. Con ayuda profesional o sin ella, nunca será una mala idea enfocar tus esfuerzos de mercadotecnia en el «de boca en boca». ¡Corre la voz!

Te Recomendamos

Cuatro Claves para Escribir Cuentos como Cortázar

Por 25/06/2019 Literatura
Confieso que soy un reciente converso al relato breve, un formato que siempre había menospreciado por la errónea noción de que sus autores no tenían suficiente estatura intelectual para expandirse en una novela. Mi esnobismo literario se desinfló tan pronto me puse a escribir ficción y descubrí que no todas las historias tienen piernas para correr maratones de 300 páginas y que, no por eso, dejan de ser menos cautivadoras o inquietantes.
Y esto no lo digo solamente yo: nadie mejor que Julio Cortázar (1914-1984), considerado el maestro del cuento y la prosa poética, para descifrar las razones por las que los cuentos pueden deslumbrar tanto o más que la novela. El innovador autor franco-argentino escribió varios artículos como Algunos Aspectos del Cuento (1970) en los que destacaba algunas de las características que hacen que un relato breve sea irresistible, tanto de leer como de escribir. A continuación destaco cuatro claves para escribir cuentos como Cortázar  que han resonado especialmente en mi cajón de aprendiz:
Primerapersona1. La primera persona. Si bien muchos célebres relatos breves están narrados en tercera persona, Cortázar habla de la experiencia de escribir un cuento como de un acto intimista y comprometido, haciéndose eco de esta máxima del escritor Horacio Quiroga en su Decálogo del Perfecto Cuentista:

No pienses en tus amigos al escribir, ni en la impresión que hará tu historia. Cuenta como si tu relato no tuviera interés más que para el pequeño ambiente de tus personajes, de los que pudiste haber sido uno. No de otro modo se obtiene la vida del cuento.

Para Cortázar, si la novela es una película, el relato breve es una fotografía, como si quisiéramos retratar un momento instantáneo desde una perspectiva única y personal. Mientras la novela ha de curtirse y desarrollarse, el cuento nace de manera inmediata y orgánica, con menos personajes que delinear o paisajes que describir, como una experiencia casi lírica (de ahí también que Cortázar usara a menudo el género fantástico).

El signo de un gran cuento me lo da eso que podríamos llamar su autarquía, el hecho de que el relato se ha desprendido del autor como una pompa de jabón de la pipa de yeso. Aunque parezca paradójico, la narración en primera persona constituye la más fácil y quizá mejor solución del problema, porque narración y acción son ahí una y la misma cosa. 

Esfera2. La esfera. Mientras que las novelas suelen seguir una estructura temporal, el cuento puede quedar suspendido en el tiempo, como una pompa de jabón que, apenas se conforma, también se desvanece. Es mucho más probable que un cuento aborde una conversación en un café, la reflexión de una noche, o los momentos agolpados de un sueño, que la novela, con su formato distendido y formal. Decía Cortázar de la historia breve:

¿Se sueña despierto al escribir un cuento breve? (…)  escribir un cuento así es simultáneamente terrible y maravilloso, hay una desesperación exaltante, una exaltación desesperada; es ahora o nunca, y el temor de que pueda ser nunca exacerba el ahora, lo vuelve máquina de escribir corriendo a todo teclado, olvido de la circunstancia, abolición de lo circundante.

Anaglyph Opt Art Illustration3. La tensión. Para Cortázar, un cuento efectivo debe ser un asalto de emociones a mano armada. Al no tener el lujo de crear tensión a lo largo de muchas páginas, los relatos breves deben destilar intensidad desde un inicio, y configurar un clima que revista de identidad y emoción al relato.

Y la única forma en que puede conseguirse este secuestro momentáneo del lector es mediante un estilo basado en la intensidad y en la tensión, un estilo en el que los elementos formales y expresivos se ajusten, sin la menor concesión, a la índole del tema, le den su forma visual y auditiva más penetrante y original, lo vuelvan único, inolvidable, lo fijen para siempre en su tiempo y en su ambiente y en su sentido más primordial. 

Trascendencia4. La trascendencia. ¿Y cómo registrar impacto en el lector en tan solo 20 páginas? Tal vez el desafío más difícil de un escritor de relatos sea marcar huella como lo hicieran Edgar Allan Poe o John Cheever con sus relatos cortos. Las novelas nos permiten desarrollar personajes y situaciones a lo largo de innumerables páginas, por lo que es más sencillo crear esa sensación de revelar ¨capas¨, como si de una cebolla se tratara, para llegar al corazón o moraleja de la historia. Para que un cuento sea trascendente, sin embargo, debe exaltar los registros y ser capaz de sorprendernos, emocionarnos, o hacernos reflexionar, desde las primeras líneas.

Piensen en los cuentos que no han podido olvidar y verán que todos ellos tienen la misma característica: son aglutinantes de una realidad infinitamente más vasta que la de su mera anécdota, y por eso han influido en nosotros con una fuerza que no haría sospechar la modestia de su contenido aparente, la brevedad de su texto.

Cuanto más practiques estas cuatro claves para escribir cuentos, más éxito cosecharás con el formato. Mi último gran descubrimiento es The Emerald Light in the Air, una colección de historias cortas del escritor norteamericano Donald Antrim. En las viñetas de Antrim, diversos hombres y mujeres  confrontan lo más complejo de sí mismos. Y para ti ¿quién es tu escritor de relatos breves favorito?

Te Recomendamos

Vende tu Idea con un Discurso de Ascensor

Por 17/06/2019 Comunicación
pitch o discurso de ascensor
¿Sabes qué es un discurso de ascensor? Cuentan que, en los años 90, el editor Michael Caruso andaba desesperado porque su jefe en la revista Vanity Fair nunca tenía tiempo para reunirse con él y escuchar sus ideas para nuevos artículos. Una noche, mientras Michael se lo contaba frustrado a la que entonces era su novia, Ilene Rosenzweig, se le ocurrió comenzar a practicar con ella unos breves discursos, de un máximo de 2 minutos, para poder presentar de manera rápida, clara y concisa sus ideas, en lo que su editor esperaba y viajaba en ascensor por las distintas plantas de la revista.
Es así como nació el término discurso de ascensor (elevator pitch en inglés), una técnica que nos permite persuadir a nuestro interlocutor cuando no tenemos el lujo de contar con mucho tiempo – o la paciencia de quien nos escucha – para enzarzarnos en una larga conversación y convencer con toda nuestra batería de argumentos. De hecho, es muy probable que no logres cerrar el trato en veinte segundos, pero al menos debes ser lo suficientemente intrigante como para que tu comprador quiera escuchar más sobre sobre tu idea en una ocasión futura.

Cinco Pisos de un Discurso de Ascensor

Si piensas que el pitch es un recurso que solo se usa en mercadotecnia o ventas, estás equivocado. ¡Vende tu idea con un discurso de ascensor! Muchas empresas están capacitando a sus empleados para que puedan hablar persuasivamente sobre los atributos y valores corporativos, y la técnica es una poderosa herramienta para definir y presentar tu marca personal. Y, contrario a lo que puedas imaginar, tu pitch mejorará en la medida que pongas los siguientes consejos en práctica. Vende tu idea con un discurso de ascensor en cinco «pisos».
1_red_carbon_font¿Cuál es el problema? Ahórrate las largas introducciones y vete directamente a la raíz del problema que quieres atajar con tu idea, proyecto o producto. Muéstrate seguro y cercano, y aborda el tema usando una pregunta original que llame mucho la atención de tu interlocutor. Sorprende e intriga con tu planteamiento; por ejemplo, si quieres convencer a un vecino para que comience a reciclar botellas de plástico, le puedes abordar diciendo ¿sabías que, si se colocara todo el plástico que consumimos a lo largo de las costas de la Tierra, habría cinco bolsas de la compra llenas cada 30 centímetros? No sé tú, pero con un arranque así, yo quiero escuchar más.
2_red_carbon_font¿A quiénes o cómo afecta?  En este “piso”, da más datos de contexto sobre el problema o tema que quieres apuntalar, teniendo mucho cuidado de no saturar a tu interlocutor con demasiada información. Sé muy selectivo y no te extiendas demasiado, deja más tiempo para dar a conocer tu idea. En nuestro intento de convencer a un vecino para que comience a reciclar plástico, podrías comentarle que, el año pasado, el barrio ha tirado a la basura 3 mil kilos de plástico, y que el plástico tarda hasta mil años en descomponerse.
3_red_carbon_font¿Cuál es la solución?  Ha llegado el momento de presentar tu idea o tu proyecto, y no es momento de titubear. No parezcas inseguro por querer ser humilde: evita “pienso…” “creo …” “intento …”, “si tal vez hicieras …” Presenta tu propuesta con autoridad y yete al grano. A tu vecino que no recicla le puedes contar que has puesto en marcha un movimiento de recicladores en el barrio para todos los vecinos comiencen a depositar sus materiales de plástico en unos contenedores especiales.
4_red_carbon_font¿Cómo se diferencia esta solución? Usa tus dotes más persuasivas para explicar por qué esta propuesta o idea tiene mucho sentido en el contexto en el que te mueves. Siguiendo con nuestro ejemplo, tendrás que explicar a tu vecino que la ciudad no tiene un programa de reciclaje, o si lo tiene, persuadirlo sobre las razones por qué la iniciativa te parece poco efectiva o insuficiente. Usa argumentos basados en hechos factuales y no en especulaciones, bien sea porque tu idea o proyecto es innovador, rentable, noticioso o simplemente anclado en valores como el bien común.
5_red_carbon_font¿Por qué nosotros?  Por último, una vez que hayas expuesto las razones que confieren interés a tu idea general, tendrás que convencer a tu interlocutor de asociarse, invertir o confiar en tu propuesta concreta. Resalta los aspectos que te diferencian de la competencia. Recuerda que es poco probable que puedas completar la “venta” de tu producto o idea en este breve encuentro, pero debes brindar la suficiente información para que tu interlocutor quiera escuchar más de ti en una próxima cita.
Al vecino de nuestro ejemplo le contarías que vuestro movimiento de recicladores está muy bien organizado y que facilita el reciclaje recogiendo el plástico de casa en casa dos veces por semana, por lo que es cómodo y además muy barato … tal vez en el discurso de ascensor no sea buena idea mencionarle la módica contribución que deberá realizar para beneficiarse del servicio, pero asegúrate que quede lo suficientemente intrigado para que te invite a un café a su casa y puedas reclutarle para la causa.
No te pierdas este fantástico vídeo de la Obra Social «la Caixa», en el que Antonella Broglia, experta en comunicación y publicidad, y vende tu idea con un discurso de ascensor. Ahora es momento para que lo pongas en práctica y ver abrir la puerta no solo del ascensor, sino también a nuevas oportunidades.

Te Recomendamos

Cómo Brillar en una Entrevista Mediática

Por 07/06/2019 Comunicación
como preparar una entrevista
Ha llegado un momento que esperabas pero que, al mismo tiempo, te provoca cierta ansiedad y nerviosismo. Tu noticia o la fuerza de tu marca personal ha llamado la atención de un medio de comunicación, y un periodista te ha pedido que le concedas una entrevista. Pero ¿cómo puedes brillar en una entrevista mediática?
Es probable que el periodista te haya citado a mantener una conversación informal. Pero no te equivoques; la prensa no es tu amiga. Si ha hecho su tarea, el informador te hará preguntas profundas, complicadas, e incluso capciosas, que te pueden pillar desprevenido y poner en una situación incómoda.

Domina la Cancha de la Entrevista

Para salir airoso del trance, aborda la entrevista como su fueras un jugador de baloncesto. Sí, has oído bien: ponte la camiseta de un pívot muy competitivo antes de sentarte enfrente de una grabadora o de una cámara de televisión, y sigue los siguientes consejos para triunfar en una entrevista mediática:
Interviewed1. Prepárate a fondo. Como si se tratara de entrenar antes de un gran partido, es fundamental que te prepares antes de exponerte a un micrófono. Te recomiendo que construyas una casa de mensajes. Escribe y practica en voz alta tres ideas o argumentos fundamentales que quieres comunicar, de tal forma que puedas hablar con soltura y exactitud a la hora de sentarte frente al periodista. Si la entrevista es televisiva, es importante que prepares mensajes que sean concisos y que vayas al grano, ya que el tiempo del que dispondrás será muy limitado.
Nunca te aprendas frases o textos de memoria, ya que no quieres brindar una imagen acartonada o artificial. Pero si practicas distintas maneras de comunicar un mismo mensaje será más fácil enunciarlo de forma natural y espontánea, sin que tu mensaje suene ni vago ni hueco.
Para que tu dicción sea fluida, duerme al menos 8 horas la noche anterior, evita tomar alcohol y comidas copiosas dos horas antes del encuentro, y haz algunos ejercicios de relajamiento muscular con la boca y la lengua. Inhalar y exhalar profundamente te ayudarán también a disipar los nervios y a afrontar la conversación en plenitud de facultades.
Untitled-12. Ponte cómodo. Al igual que las figuras del baloncesto llevan ropa deportiva que les da libertad de movimiento para anotar el máximo número de canastas, es importante que el día de tu entrevista no te sientas encorsetado o incómodo por la ropa que llevas puesta. Especialmente si la entrevista es televisiva, recuerda que debes estar listo para aguantar el calor de los focos: evita las sedas y polyesters en favor del algodón.
Los hombres deben evitar cuellos de camisa ajustados, y las mujeres las medias gruesas o chales de lana. En televisión también es aconsejable vestirse con colores sólidos, evitando el blanco que puede dar a tu imagen un efecto de ¨lavado¨, y los grandes estampados y joyas que distraigan al público de tu mensaje. Y si la entrevista es para un medio digital o escrito, opta por encontrarte con el periodista en un lugar donde no haya interrupciones o mucho ruido. Cuanto más control tengas sobre el entorno y tu atuendo, más enfocado estarás en tus respuestas.
Print3. Pivota las preguntas. En baloncesto, pivotar consiste en un giro del cuerpo, moviendo un pie en una o varias direcciones mientras que el otro se mantiene sobre un punto en contacto con la cancha. El pivote se emplea para eludir a un contrario y para asegurar la posesión de la pelota. En una entrevista, la pelota son tus mensajes, y el giro del cuerpo son las estrategias que puedes seguir para esquivar preguntas impertinentes, embarazosas o para las que no tienes contestación.
Si, por ejemplo, te preguntan algo a lo que no tienes respuesta, nunca mientas ni recurras a la inventiva; es mejor ser sincero y admitir tu desconocimiento del tema, al mismo tiempo que emplazas al periodista a abordar la pregunta en otro momento o con otra persona. Si simplemente no quieres responder una pregunta, como a menudo ocurre en la política, intenta reconducir tu respuesta a los mensajes que has preparado, o simplemente esquiva la pregunta. Siempre esboza la mejor de tus sonrisas, sin dar la impresión de enojo o sorpresa. No hay peor reacción que quedarse paralizado o responder de manera irritable o a la defensiva.
Lo importante es que te sientas en dominio de la conversación para brillar en una entrevista mediática, pivotando las preguntas que no quieras o puedas responder. Busca siempre la manera de hablar sobre lo que tú quieres comunicar, no tanto sobre lo que te pregunten. Si el periodista te pide información off the record, podrás sincerarte cuando confíes que el medio acatará el código ético del periodismo; sin embargo, te recomiendo no realizar nunca comentarios que no quieras hacer públicos. Asume que los micrófonos y las cámaras nunca están apagados.
Business interview4. Remata los puntos. Ganar un torneo de baloncesto no es solo cuestión de puntos, sino también de jugar limpio respetando las reglas del juego. Así, dominarás la cancha de la entrevista mirando a los ojos de tu interlocutor, mostrándote receptivo a sus planteamientos, y demostrando que eres un experto en los temas que se discutan.
Como en cualquier conversación, es tan importante escuchar como hablar, evitar las interrupciones y empatizar con el entrevistador. En entrevistas televisivas, es fundamental sonreír, mostrarse relajado, y ser lo más auténtico y natural posible. Argumenta con datos factuales de peso, y siempre regresa a tu punto principal.
Fortalece tu posición de experto usando un lenguaje llano, sin muchos adornos en tu retórica ni largas explicaciones. El tono y el contenido de tu discurso debe demostrar honestidad y cercanía.
Si sigues estos consejos, es muy probable que te conviertas en el Pau Gasol de las entrevistas y no solo logres meter muchas canastas en forma de titulares y soundbites, sino que además lo hagas derrochando profesionalismo y simpatía. Has descubierto las claves de cómo brillar en una entrevista mediática. Y aunque esto no lo haya dicho Pau, cito a Usain Bolt, otro de los grandes atletas de nuestro tiempo: ¨uno es tan bueno como lo que pueda entrenar¨. Así que, ya sabes, ¡ponte a practicar!

Te Recomendamos

Cinco Pasos para Crear una Marca Personal

Por 28/05/2019 Comunicación
marca personal
¿Sabías que crear una marca personal es esencial para garantizar tu futuro éxito profesional? Para navegar un mercado laboral cada vez más flexible, tu capacidad de posicionar tu perfil profesional no difiere mucho de las estrategias de mercadotecnia de una empresa.

La Historia de Carlos

Carlos es un gran amigo mío que, durante dos décadas, trabajó como especialista senior en formación y desarrollo profesional para el departamento de recursos humanos de una compañía de seguros en España.
Dentro de la empresa, Carlos tenía una excelente reputación; además de su conocimiento técnico, era reconocido por su excelente disposición y servicio al cliente, que en numerosas ocasiones se traducía en jornadas de 12 horas y trabajo durante los fines de semana.
El día que Carlos cumplió los 52 años, su jefe le anunció que la empresa había sido absorbida por un conglomerado alemán, y que los nuevos dueños habían decidido terciarizar los servicios de su departamento a una firma mucho más asequible en Colombia.
A su edad y con dos hijos en la universidad, Carlos sintió el terror de encontrarse desempleado por primera vez en mucho tiempo. Como muchas personas de su generación, se había dedicado en cuerpo y alma a una sola empresa, sin cultivar contactos en el exterior ni mantener una presencia en redes sociales. Carlos, tras 20 años de excelencia en su profesión, no había dejado ninguna huella en su ámbito profesional, ni siquiera en términos de un curriculum actualizado.
Mi amigo nunca había pensado que, al igual que las empresas, necesitaba desarrollar una marca propia para darse a conocer en su gremio, posicionarse como experto entre sus pares y eventualmente mantener un perfil competitivo para vender su conocimiento y experiencia al mejor postor.

¿Cómo Crear una Marca Personal?

No hace falta que te conviertas en un charlatán o en el centro de atención de todas las fiestas, pero sí que necesitarás salir de tu zona de comodidad para darte valor a los ojos de otros. Tendrás que subir los decibelios de tu encanto personal, afilar tus dotes de relaciones públicas, y forjar una imagen irresistible para los cazatalentos. Tu estrategia de cómo crear marca personal se construye en los siguientes cinco pasos:
Businessman thinks of plans.1. Forja una identidad propia. ¿Cómo quieres presentarte ante el mundo? Ha llegado el momento de contar quién eres, de dónde vienes y dónde quieres dirigir tus pasos profesionales. Para forjar esa identidad, plasma en unas líneas lo más relevante de tu conocimiento y experiencia, e inyecta en el lenguaje una personalidad propia. No seas aburrido y previsible: imprime originalidad a tu marca personal usando anécdotas de tu trabajo y contando historias que destaquen lo mejor de ti. Sé honesto y no peques ni de modestia ni de arrogancia en tu narrativa.
2. Imprime tu marca en Internet y redes sociales. Construye tu imagen en el mundo virtual; lo más probable es que tu próximo empleador te “googlee” nada más recibir tu interés en su oferta de empleo. Toma la delantera y “googléate” a ti mismo para descubrir esas huellas virtuales que puedes borrar – tal vez descubras ese vídeo que subió tu hermano a youtube el día que cantaste karaoke en su despedida de soltero, o fotos tuyas en la cuenta de facebook de un amigo aquel día que llevabas dos o tres copas de más. Limpia lo que puedas y empieza a controlar los parámetros de tu propia marca. Usa la narrativa que tienes preparada para construir un perfil en LinkedIn, la red social de los contactos profesionales que usan el 61% de los reclutadores, según indica un reciente estudio de la compañía líder en recursos humanos Adecco.
Usa fotos donde aparezcas cercano y responsable. Si abres un perfil en Twitter, recuerda que cualquier opinión sexista o racista, aunque fuera en broma, será imperdonable. Te sugiero abstenerte de expresar opiniones religiosas o políticas, para no crear sesgos en tu potencial empleador. Y recuerda: la probabilidad de que un cazatalentos te contacte aumenta con el número de redes sociales que utilizas, del 16% por usar solo una, a casi el 50% por usar las cuatro principales (Facebook, LinkedIn, Twitter e Instagram).
Blogging and writing - vector flat icons3. Crea y divulga contenidos. Seamos realistas: un curriculum no es más que una hoja de presentación que dice muy poco sobre tu área de especialidad en la práctica. Pero si dedicas tiempo a escribir artículos en revistas especializadas o en un blog propio, tu nombre comenzará a relucir y tus futuros empleadores forjarán un mejor juicio sobre tus habilidades. En la era digital, no hace falta que otros publiquen tus contenidos: tú mismo puedes cargarlos en la sección de artículos de LinkedIn, o incluso puedes crear un sencillo blog en WordPress cuyas entradas luego podrás difundir entre tus contactos de Facebook o Twitter. El goteo continuo de tus contenidos en el medio virtual te permitirá crear un almanaque de conocimiento y cosechar una legión de seguidores en tu propio gremio.
Looking_For_Answers4. Cultiva una red de contactos. Tanto en el mundo real como en el virtual, sal de tu cascarón y construye una sólida red de contactos. El networking es todo un arte que se perfecciona con la práctica y que, eventualmente, puede abrirte las puertas a numerosas oportunidades profesionales. Asiste a recepciones de trabajo, presentaciones de libros, lanzamientos de productos y ferias de empleo. Pide tarjetas de presentación o direcciones de correo electrónico para solidificar el contacto con un saludo el día posterior al del primer encuentro. En LinkedIn y Twitter, sigue a personas de tu gremio; es probable que te devuelvan el favor siguiéndote a ti si tus contenidos les parecen interesantes. No hables mucho de la empresa en la que trabajas, a no ser que te pregunten, sino sobre tu especialidad y logros.
Vector self promotion concept in flat style5. Deja que otros hablen de ti. Ahora que ya has forjado una identidad y has aumentado tu número de contactos, no seas tímido y pide que te brinden referencias y recomendaciones. Recuerda que no hay mejor herramienta de mercadotecnia que el boca a boca, y tú quieres ser tema de conversación favorable en el ámbito profesional en el que te mueves. Devuelve el favor a las personas que hablen bien de ti y, en el proceso, tanto ellos como tú ganaréis. Tu objetivo es convertirte, poco a poco, en un referente (¡incluso en un influyente!) de tu profesión.
Si te estás preguntando qué pasó al final con mi amigo Carlos, su historia tuvo un final feliz. Gastó parte del dinero que recibió como indemnización por el despido para contratar a un cazatalentos que le ayudó a pulir su CV, a crear una narrativa convincente durante entrevistas, y a establecer una presencia fuerte en redes sociales. A los seis meses de crear una marca personal, Carlos decidió dar el paso de abrir su propia empresa, y hoy tiene una nutrida lista de fieles clientes. Cuando mira hacia atrás, sólo se arrepiente de una cosa: no haber comenzado antes a forjar esa marca personal de la cual hoy tanto depende.

Te Recomendamos